Loading...

domingo, 28 de diciembre de 2008

Imagen encontrada....


Sobre mi pensamiento anterior...
Sin embargo sigo buscando más imágenes, y sigo deseándoles buenas lecturas.
Felicidades, salud, mucho amor, muchos buenos amigos, varias dosis de tolerancia, otras de optimismo, un gran cucharón de autoestima y mucho tiempo para leer.
FELIZ 2009.

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Usted qué imagen elegiría?

En estas fechas tan especiales: navidad, fin de año...comienzo de otro nuevecito. Estimado lector: qué imagen elegirías?
Cuál de todas las que has visto en tu vida representa algo que quisieras dejar en este año que tuviste la dicha de vivir?
Y qué imagen le darías a la fecha especial que es, o no, la navidad?
Serías original? Preferirías imágenes muy famosas? Intentarías un nuevo diseño?
Y si le pusieras melodía: existe alguna que pueda representar lo que sientes al enfrentarte a este espacio de finalización de un año y comienzo de otro?
Estimado lector: es sólo una forma de comunicarme y seguir armando huellas en esto de proponer juegos que bucen en cada uno y dejen marca en la infatigable Red.
Y de paso, desear Felicidades a todos y cada uno. Los que no vinieron nunca, los que pasaron y no leyeron, los que sí leyeron, los que se aburrieron, los que decidieron no leer más y los que miraron todo pero no se animaron a dejar un mensaje. A todos un buen final de año y un mejor comienzo del otro.
Dicen que Borges dijo siempre que no podía imaginar el paraíso sin libros y bibliotecas...yo no puedo imaginarme el paraíso sin leer, en todos lados, leer la vida, leer la naturaleza, leer los mensajes de palabras, los de señas, los de miradas...leer los abrazos, los interminables silencios, los ocasos imprecisos y las auroras transparentes, leer en la arena, leer en el teatro, en el cine, leer carteles, leer voces, leer emociones...leer es lo que cuenta.
Si el lector tiene alguna imagen para mi paraíso y quisiera dejarla será bienvenida, yo aún no la encuentro.
Felicidades y buen comienzo de nuevo año.

sábado, 20 de diciembre de 2008

Siguiendo huellas.

Continuando en la loca algarabía de encontrar textos y de lo mejor, o lo peor, hoy quiero seguir, porque este relato de Italo Calvino en su maravilloso libro Las ciudades invisibles, propone un fragmento que alude a las formas que vinimos proponiendo. El desafío, si es que lo hay, es bucear en el texto.

Las ciudades y los ojos. 1.

Los antiguos construyeron Valdrada a orillas de un lago con casa de galerías una sobre otra y calles altas que asoman al agua los parapetos de balustres. Así el viajero ve al llegar dos ciudades: una directa sobre el lago y una de reflejo invertida. No existe o sucede algo en una Valdrada que la otra Valdrada no repita, por que la ciudad fue construida de manera que cada uno de sus puntos se reflejara en su espejo, y la Valdrada del agua, abajo, contiene no solo todas las canaladuras y relieves de las fachadas que se elevan sobre el lago, sino también el interior de las habitaciones con los cielos rasos y los pavimentos, la perspectiva de los corredores, los espejos de los armarios.

Los habitantes de Valdrada saben que todos sus actos son a la vez ese acto y su imagen especular, que posee la especial dignidad de las imágenes, y esta conciencia les veda abandonarse por un solo instante al azar y al olvido. Cuando los amantes mudan de posición los cuerpos desnudos piel contra piel buscando como ponerse para sacar más placer el uno del otro, cuando los asesinos empujan el cuchillo en las venas negras del cuello y cuanta más sangre coagulada sale a borbotones más hunden el filo que resbala entre los tendones, incluso entonces no es tanto el acoplarse o matarse lo que importa como el acoplarse y matarse de las imágenes límpidas y frías en el espejo.

El espejo ya acrecienta el valor de las cosas, ya lo niega. No todo lo que parece valer fuera del espejo resiste cuando se refleja. Las dos ciudades gemelas no son iguales, por que nada de lo que existe o sucede en Valdrada es simétrico: a cada rostro y gesto responden desde el espejo un rostro o gesto invertido punto por punto. Las dos Valdradas viven una para la otra, mirándose a los ojos de continuo, pero no se aman."

Lo mejor y lo peor.


Andando en la ruta de los espejos, que suelen ser laberínticos, se puede sentir que lo convexo y los reflejos son especulaciones ópticas o, por el contrario, realidades viva desde el cristal.
La propuesta de hoy es reunir en un contenido virtual lo mejor y lo peor.
De qué?
No lo sé.
Del planeta, de la vida, sobre nosotros mismos o de la raza humana, de las mascotas, de la naturaleza, de los famosos, de los no famosos.
Hay que ser tan amplio como se pueda para escoger el tema: puede ser el mejor verso leído y el peor, partir eso sí de ese tipo de binomio fantástico que hablaba Gianni Rodari cuando nos proponía una gramática de la fantasía. Este binomio propone justamente unir dos puntas distintas para componer un relato.
Pero acá el relato puede tener aristas distintas, porque puede ser un relato escrito, o pueden ser imágenes o incluso sonidos si los pueden colgar. O pueden ser combinaciones de los mismos o pueden ser presentaciones en el estilo que el lector elija.
De dos palabras: lo mejor y lo peor, que son antítesis, construimos un relato con forma personal buceando en nuestro espejo interno el tema.
Es otra propuesta de creatividad en el marco de realizar diferentes lecturas y formas de escribir.
Espero que la disfruten

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Famosos, odiados y eternos: los espejos.


" Los espejos están llenos de gente.
Los invisibles nos ven.
Los olvidados nos recuerdan.
Cuando nos vemos, los vemos.
Cuando nos vamos,¿ se van?."
Espejos de Eduardo Galeano, Ediciones del Chanchito, marzo 2008.

En un principio, con coraje y aventura, comenzó Galeano su forma de ver una historia más o menos universal. Parafrasea a Borges en algún momento de su libro que, también y en muchos cuentos, había dicho ya de su horror por los espejos. Y Borges no aludía sólo a su ceguera y el no poder verse, sino que convocaba en ese horror a lo convexo de las formas, a las aristas del otro lado, y como Lewis Carrol se le antojaba imperante pero a su vez espantosa la forma en que Alicia puede pasar al otro lado.
Pero lejos de emular al sentido estético y a la impecable forma de estos tres escritores, cada uno en su tono y en su forma, yo quería hoy proponer el juego del espejo.
Existen en esta Red infinitos espejos. Si el lector se anima podría mirarse en uno y sentirse mirado o mirarse. Que quizás es lo mismo siempre: si el que se mira es uno.
Como hemos navegado buscando figuras o videos, o música, les propongo crear un espejo virtual o varios, según como lo deseen:
Si ustedes quieren pueden verse reflejados en una figura.
Si lo desean mejor en una melodía musical.
Y si aún quieren más pueden combinar ambas cosas o poner un vídeo.
Y cada uno de esos espejos los mirará y ustedes a ellos, son espejos virtuales, espejos donde ustedes seleccionan lo que la otra persona debe de ver: su yo interior, quizás?
Es, al fin de cuentas, un juego más.
Los invito a crear un galería de espejos virtuales con imágenes, sonidos y videos que los representen y presenten sin necesidad de mostrar lo que hasta hoy ha sido obvio: vuestra persona en figura real.
Desfiguremos los espejos, convoquemos el juego de crear una galería de nosotros con aquello que nos sentimos identificados: huyamos de los espejos comunes, vamos hacia un nuevo milenio.

sábado, 29 de noviembre de 2008

Atreverse


Quizá el lector sepa de qué ciudad se trata, si no lo sabe, intente adivinarlo o ubicarlas, es buen ejercicio.
El ejercicio siguiente, urgida por el recuerdo de aquellas ciudades perdidas que citaba el increíble Italo Calvino, es que imaginen una historia, cualquiera, que tiene que ver en estos dos escenarios. Ustedes deciden si son la misma ciudad, si no lo son, pero lo inevitable es que la historia ocurre en un pasillo, en un corredor, en un subsuelo, en un lavatorio, donde quieran, donde imaginen, pero deben confluir en las dos fotos mostradas...
Saben por qué el ejercicio después del otro? Porque lo único que puede dejar a pie al ojo humano es la imaginación, y en ella reside toda la potencia de nuestra creatividad.
Disfruten de ella, quiéranse en ella, elévense en ella, no hay fronteras para su ilimitada capacidad: comprúebenlo con las palabras que pueden ser aliadas infatigables de esa imaginación que todos tenemos.

Te animas a ver?

Mucho más allá de todo lo que percibimos, el ojo humano es engañable, es veraz y es, o pretende ser, un tercer ojo que todo lo ve. Pero tenemos sólo dos y con ellos andamos por la vida en búsquedas inconsecuentes.
En la entrada "Soltar amarras" proponía el juego de un cuento de tipo futurista donde se imaginara el lector que todos nosotros no somos nada más y nada menos que un puñado de virus o bacterias en la lupa de un mundo gigantesco donde otros científicos muchos más grandes, en todo el sentido literal de las palabras, nos tienen en tubos de ensayos para ver como morimos o nacemos. En" Leven anclas" la compañera se puso a estudiar la historia de los llamados extraterrestres y todas las versiones que hay para ver el fenómeno.
Acá propongo seguir el juego, pero sólo si te animas a ver.
Veo, veo...¿qué ves...? ¿Recuerdan?
Como hablamos del impresionable ojo humano y el oído, porque uno y otro son los sentidos mayores a la hora de impresionarnos, quizá quieran jugar con imágnes y sonidos para dejarnos un mundo donde todos nosotros somos los micrones, o virus, o bacterias. Se animan a pintar desde estos modernos aparatos que usamos hoy ese film futurista que nos hará famosos a todos?
Ese es el juego de hoy.

martes, 25 de noviembre de 2008

LEVEN ANCLAS!!!


Querido lector si crees que esta imagen representa un intrincado mapa de laberintos estás en lo cierto en lo que se refiere a "intrincado" a "mapa" y a "laberintos", sí, como lo has leído, cada uno de estos significados por separado; a continuación te explico mis razones para tal afirmación. "Intrincado" en su acepción de indescifrable, inescrutable, ininteligible; "laberintos" en la de galimatías, dificultad, embrollo, confusión; "mapa" en el de proyección...
¿Necesitas una mejor y más profunda explicación? No te animas a dar o darte una respuesta sólida? Te daré otras pistas...



Todo lo que has visto tiene cierta relación con...


A estas alturas me imagino habrás ido decodificando los textos y ya sabrás que todo tiene un punto de confluencia: el universo, sus elementos, nuestro planeta como un elemento más de ese infinito espacio atemporal y las enigmáticas hipotéticas o reales relaciones entre nosotros, los terrícolas y los otros, "los extraterrestres".
Distintas teorías ponen sobre el tapete el origen extraterrestre de los que pueblan el tercer planeta del Sistema Solar, hay quienes mencionan incluso la posible relación de éstos con la Atlántida, el continente perdido (vale en este punto recomendar la lectura o la relectura de los libros sobre el tema de un investigador minucioso, experto submarinista y apasionado estudioso de las antiguas civilizaciones, charles Berlitz). Lo cierto es que en el imaginario popular y/o científico los "extraterrestres" se nos presentan ya como el origen de nuestra civilización terrícola, como "pilares de nuestro proceso civilizatorio" o como amenaza de diverso calibre que o bien nos estudia e investiga como si fuésemos ratones de laboratorio o se preparan para un abordaje "inminente" del "planeta azul"
Es hora de comenzar a caminar en la búsqueda de respuestas o por lo menos de indicios que nos permitan construir nuestras respuestas para estar a salvo de ser atrapados por una u otra posición vulgar o científica sin que hayamos ejercitado nuestra capacidad de respuesta, imaginación, creatividad y discernimiento.
Considero que una buena manera de iniciar la búsqueda es el "estudio que el investigador y escritor Juan Francisco Romero ha publicado: el libro "EL ORIGEN EXTRATERRESTRE DEL ARTE DE LA PREHISTORIA". Una polémica y demoledora obra que recoge sus pesquisas sobre nuestro pasado remoto, aportando exclusivos datos sobre la posible presencia de seres extraterrestres en los albores de la humanidad. Para ello, Romero analiza en profundidad las distintas pinturas rupestres, repartidas por todo el mundo, esbozando una arriesgada, y no exenta de controversia teoría sobre los verdaderos orígenes de nuestra especie"(http://www.paleoastronautica.com/122_arte_prehistoria.html)
En la página citada precedentemente se encuentra el siguiente comentario del autor que voy a transcribir textualmente:
"Todo comenzó con la visión de algunos signos en las pinturas prehistóricas del llamado arte esquemático -describe Romero en su obra- Aquí encontré signos que me hicieron dudar de que el hombre prehistórico pudiera saber de espermatozoides, óvulos y cromosomas, por que verdaderamente camuflados entre las pinturas, los signos y los dibujos terminados en formes (cruciformes, ancoriformes, golondriformes...) son transcripciones de estudios biológicos efectuados por seres ajenos a la Tierra.". Juan Francisco está convencido que la interacción de entes venidos desde el espacio exterior ayudaron en la evolución del hombre incluso para proveerles de alimentos y animales de "granja": "me refiero a especies que aparecen el Neolítico ya domesticadas sin que se advirtiera un proceso de domesticación anterior. Es más ni con muchos miles de años haremos perder las esencias características de un animal (...) Pienso ante todo ello, y mediante lo que he encontrado en el arte parietal, que las aves hoy llamadas de corral son productos transgénicos. Fueron puestos a disposición nuestra mediante la manipulación genética de aves silvestres por seres extraterrestres cuyos estudios quedaron plasmados en cavernas y abrigos". Pero el investigador gaditano llega aún mas lejos en sus afirmaciones: "No hubo evolutivamente una raza superior en inteligencia al hombre de Cromagnon al cazador del Paleolítico Superior. Éste suple o sustituye al Neardenthal y no creo, ni se atisba en el horizonte arqueológico, ni en la paleo-antropología, que el Cromagnon desarrollase en su cerebro elementos cognoscitivo que actualmente se desconocen, por que, además, de ser así, nos los hubiese trasmitido. El hombre prehistórico evolucionaba simplemente. No hay nada comparable, nada que pueda inducirnos a que el fenómeno que se oculta en la pintura prehistórica fuera por efecto de cogniciones cerebrales que traspasen las fronteras de los principios evolutivos que se conocen. Es verdad que en éste periodo de la humanidad aparece una tipología de industria lítica diferente a la etapa anterior, pero era una cultura aun incipiente, con necesidades muy perentorias una escasa densidad de población, una tasa de mortandad infantil grande y la media de vida no alcanzaba los 50 años. He encontrado pruebas de que nos visitaron, estudiándonos e incluso manipulando animales, puesto que se clarea en el arte esquemático, por que si encontramos tan gran abstracción mental y tanta inteligencia en los paneles de las cavernas no podemos admitir que han sido pintados por gente extraordinariamente superior al humano de entonces, y si es así, se ha de poseer unos conocimientos que nos los tenía nuestros ancestros ni ninguna cultura evolucionada en la Tierra los pudo concebir, hemos de convenir que es el empeño de seres ajenos a éste planeta y por ello serían extraterrestres".


En nuestro próximo encuentro seguiremos abordando esta apasionante temática, antes de despedirme les dejo "algo para el estribo" tan antiguo como la Grecia platónica.
Según Platón, "uno de los sacerdotes, un hombre de mucha edad" hizo este comentario a Solón cuando éste le visitó:
"... VOSOTROS SOIS TODOS JÓVENES EN LO QUE A VUESTRA ALMA RESPECTA. PORQUE NO GUARDÁIS EN ELLA NINGUNA OPINIÓN ANTIGUA, PROCEDENTE DE UNA VIEJA TRADICIÓN, NI TENÉIS NINGUNA CIENCIA ENCANECIDA POR EL TIEMPO. Y ESTA ES LA RAZÓN DE ELLO. LOS HOMBRES HAN SIDO DESTRUÍDOS Y LO SERÁN AÚN DE MUCHAS MANERAS..."".

Tendrá relación esta sentencia de un sabio egipcio a Solón con el tema que estamos tratando de desarrollar?

domingo, 23 de noviembre de 2008

Soltar amarras.

Mi querida compañera enamorada de Bécquer no pudo con su espíritu y ahondó en sus poemas que nunca, nunca pasarán de moda...eso creo.
Ahora bien querida Alda: acá andamos las dos por estos lares de la Red intercambiando formas de ver que no son las usuales, o sí lo son pero tratamos de encauzarlas, o no, o quizá la único que hacemos es intentar comunicarnos con un mundo exterior que deseamos se agigante como corresponde a este medio cada día más masivo de comunicación e información.
Y este medio además de seguir enamorando con las viejas y nuevas formas de conjugar las palabras, goza como ya vimos de infinitas imágenes con las cuales se puede jugar en formas diversas. Tenemos pues muchos caminos para caminar por esta Red.
Y hoy propongo, te propongo un juego: a pura imaginación.
El otro día escuché un comentario que me desveló y quiero que te desvele:
¿Y si al final de tanta soberbia humana, todos nosotros, y todo lo que hemos llegado a conocer como espacio exterior no fuera nada más que un tubo de ensayo donde gigantes reales nos tienen en observación como lo hacemos nosotros con virus o bacterias?
Al prinicipio el comentario me pareció apenas sustentable, mera imaginación fantástica tipo cine futurista. Pero luego, me desveló el pensamiento: y si al final sólo pudiera ser eso...Nosotros, humanos soberbios seres cognitivos y pensantes, colocados en un gigantesco tubo de ensayo al que le pusimos nombre, todos nuestros planetas colocados ahí por otros seres que, más allá de los agujeros negros, nos observan y dejan multiplicar para crear fórmulas específicas de cómo aniquilarnos o por el contrario de cómo conservarnos.
Y con todo y filósofos, sociólogos, políticos, antropólogos, y todos los científicos y poetas, todos, todos, desde los más pobres hasta los poderosos, todos nada más que ensayos de tubo...
¿No te apetece escribir la producción?
Confieso que me desvela poder hacerlo en un texto que pueda ser algo saramaniago por el imaginario, algo marquesiano por el realismo mágico y algo filosófico o casi borgeano. Y sí claro me quedan grandes los nombres. Pero vale la pena el intento.
Como vos sos la reina de la búsqueda de imágenes quizá me puedas dar una mano con ellas, yo mientras tanto ando buscando las palabras.
También de estas locuras solemos enamorarnos quienes pensamos que las palabras, aún en este infinito mundo de Internet, solucionan y proponen más allá de los límites y más acá de los sentidos.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

DE POETAS Y POESÍAS...


Mi querida amiga Malú en la entrada anterior habló de enamorarse y ya que inició el camino, he de caminar por su huella...
¿Quién acaso duda de la fuerza y la pasión encerrada en un poema, susurrado al oído o entre labios murmurado del amante condolido o feliz al amor esquivo o siempre fiel?
Podrá la literatura evolucionar al son de la sociedad y de los hombres pero más allá del cambio de las imágenes que ella transporta en palabras, cambiantes, flexibles a los tiempos y a las modas, siempre el amor será una de sus musas, siempre habrá una amante que la dedica a otro que las espera, las sueña, las desea o, que simple y llanamente las ignora o escucha con indiferencia...
Les propongo sumergirse en el mundo de los poetas y las poesías, dejen fluir los sentidos, que afuera quede el ruido mundano,sus placeres dudosos, sus metales vacíos y carentes de sentido...
Comencemos el viaje interior...
La palabra circula en el genio de uno de los grandes de la literatura, el sevillano Gustavo Adolfo Bécquer

Volverán las oscuras golondrinas


Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y, otra vez, con el ala a sus cristales
jugando llamarán;
pero aquéllas que el vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha al contemplar,
aquéllas que aprendieron nuestros nombres...
ésas... ¡no volverán!

Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar,
y otra vez a la tarde, aun más hermosas,
sus flores se abrirán;
pero aquéllas, cuajadas de rocío,
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer, como lágrimas del día...
ésas... ¡no volverán!

Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar;
tu corazón, de su profundo sueño
tal vez despertará;
pero mudo y absorto y de rodillas,
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido..., desengáñate:
¡así no te querrán!


Asomaba a sus ojos una lágrima

Asomaba a sus ojos una lágrima,
y a mi labio una frase de perdón.
Habló el orgullo y enjugó su llanto,
y la frase en mis labios expiró.
Yo voy por un camino, ella por otro,
pero al pensar en nuestro mutuo amor
yo digo aún: "¿Por qué callé aquel día?".
Y ella dirá: "¿Por qué no lloré yo?".



No pudo ser

Tú eras el huracán, y yo la alta
torre que desafía su poder;
¡tenías que estrellarte o abatirme!...
¡No pudo ser!
Tú eras el Océano, y yo la enhiesta
roca que firme aguarda su vaivén;
¡tenías que romperme o que arrancarme!...
¡No pudo ser!

Hermosa tú, yo altivo; acostumbrados
uno a arrollar, el otro a no ceder;
la senda estrecha, inevitable el choque...
¡No pudo ser!



lunes, 20 de octubre de 2008

Enamorarse

Cuando uno se enamora idealiza hasta el aire que pasa por su lado. Todo lo que él o ella puedan hacer es algo maravilloso que nunca vimos, que es diferente, que huele y late distinto al resto de la humanidad.
El enamoramiento nos pone la piel sensible, el llanto alerta, la risa inevitable, nos trastona el apetito, nos pone mariposas en el estómago y los ojos, ¡ ah, los ojos!, por ahí se nos ve el alma y el amor se nos escapa a raudales.
El enamorado/ a,siempre,de una forma u tra recurre a las palabras. El romanticismo nutrió de palabras un período importante en la historia de las letras. Pero, la verdad es que hasta existe un número de sms para comprar rimas o poemas a la hora de susurrar en los oidos de la persona amada.
Es que las palabras pueden enamorar aún hoy en día...me pregunto. Habrá un oído dispuesto a ser seducido por el don de la palabra. Sucumbirá una cabecita por una frase o un lirismo poético.
Aún hoy las palabras convocaran a esa fuerza creadora que es el amor. Qué poder tienen las palabras en esta sociedad actual, cuál es su poder de convencer, de enamorar, de seducir, de poner a rodar un caudal de pasión.
Los medios de comunicación han variado desde el viejo radioteatro: nos pasábamos horas soñando junto a la radio. Para los que no nacimos en ciudades grandes el radioteatro era cita obligada a media tarde, luego los más audaces o " fuertes" venían en la noche. Voces increíbles de hombres varoniles y galantes, voces femeninas dulces y algo sensuales, sólo algo que no era muy bueno que la heroína se mostrara muy sensual, y voces maléficas, nos detenían junto a la radio con otro montón de sonidos ilusorios y nos enamoraba de las voces. En esa misma época el teléfono, que era lento y peresozo, que era de disco y fijo, también nos posibilitadaba hablar con voces no muy lejanas pero, era la época de descubrir el sonido y enamorarse de ello.
Las impostaciones de voz para los actores eran una exigencia. Los sonidos habían ganado el espacio y parecía imposible que algo los sustituyera. Para quien acá escribe, le llegó la imagen televisiva a los 3 años, pero el cine ya era una meta para cualquier familia de clase media en los fines de semana y con sonidos incluídos.
Mi reflexión de hoy es sobre el sonido de las voces humanas, sobre lo enamorado o no que se puede estar de estas voces. Por algo sobreviven las voces románticas de la historia de la música, aunque claro, eso es agua de otra fuente.
Hoy, digitalizado gran parte de nuestro mundo, lleno de imágenes desde la calle hasta la avenida, desde el barrio hasta el centro, en este escenario donde todo es rápido y los sonidos se pierden en cada rincón por el exceso de ruidos permanentes, quiero rescatar el valor de las palabras.
Enamorarse del sonido de la voz humana.
Enamorarse del arrullo de una madre sobre la cuna.
Enamorarse de la primer frase de amor que le dice un chico de 11 años a una compañera de clase.
Enamorarse de la narración de cuentos que es: patrimonio de lo intangible. Que es recuperación de las voces tradicionales que nos acunaron antes de nacer, de lo europeo que nos legaron y lo americano que nos cobija, de lo uruguayo que nos late desde la entraña.
Enamorarse del sonido, nuevamente de la voz...sin imagen, sin aparato de por medio...nada puede remplazar la voz humana y la calidez de una mirada.
Enamorarse es eso: dar por sentado que aunque todo se invente nada puede remplazar el objeto de nuestro amor.
Así estoy de enamorada de contar cuentos y leer en cualquier espacio donde halla oídos que necesitan o quieran escuchar.

domingo, 12 de octubre de 2008

Imágenes, imágenes, imágenes...

Cuánto poder encierra una imagen, qué amalgama de simbolismos nos revela, cuántas lucecitas enciende en nuestro subconciente... Evidentemente de acuerdo a lo que hasta aquí hemos presentado ello es indudable, para muestra bastan los incontables ejemplos que hemos ido consignando a lo largo y ancho de este blog. Pero a fuerza de ser sinceros para tener una idea cabal de lo que queremos expresar no podemos ser omisos con respecto a las imágenes literarias, menos evidentes tal vez pero con fuerza y vigor inusitadas. Para que comiencen a sumergirse en este fascinante mundo de las letras he aquí un puzzle de diversos temas y autores. Les invito a dejarse invadir por la honda ingravidez de la palabra para convertirla en imágenes tan vuestras como vuestra será su lectura e interpretación. Sugiero que leáis la obra original para que "las partes se relacionen con el todo"



...Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido...
(Neruda, Poema Nº 20)

...porque tú siempre existes dondequiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tienes frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte...
(Benedetti, Corazón coraza)

Oh mar, enorme mar, corazón fiero
De ritmo desigual, corazón malo, ...
(Alfonsina Storni, Frente al mar)

Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han salido...
. (Antonio Machado, A un olmo seco)

Tómame ahora que aún es temprano
y que llevo dalias nuevas en la mano.
Tómame ahora que aún es sombría
esta taciturna cabellera mía...(
Juana de Ibarbourou, La hora)


...El ciego sol, la sed y la fatiga.
Por la terrible estepa castellana,
al destierro con doce de los suyos
-polvo, sudor y hierro-, el Cid cabalga
...(Autor Anónimo,Cantar del Mío Cid)


En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda. El resto della concluían sayo de velarte, calzas de velludo para las fiestas con sus pantuflos de lo mismo, los días de entre semana se honraba con su vellori de lo más fino... ( Miguel de Cervantes Saavedra,El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha)


...Tenían en el planeta Marte, a orillas de un mar seco, una casa de columnas de cristal y todas las mañanas se podía ver a la señora K mientras comía la fruta dorada que brotaba de las paredes de cristal, o mientras limpiaba la casa con puñados de un polvo magnético que recogía la suciedad y luego se dispersaba en un viento cálido. A la tarde cuando el mar fósil yacía inmóvil y tibio, y las viñas se erguían tiesamente en los patios… (Ray Bradbury, Crónicas Marcianas)

viernes, 10 de octubre de 2008

¿Quiénes, qué, por qué...?


" Dos mujeres en el bar" de Pablo Picasso.
Qué estaban haciendo, me pregunto, o mejor aún: por qué bebían.
Por la ropas no era muy típico de la época que ellas bebieron libremente en un bar.
Serían prostitutas?
Si lo fueran...tendrían una vida. Una historia o muchas para contar.
Y sus nombres, sus amigos, sus familias...y todas sus penas.
Cuántas cosas convoca una imagen desde nuestro interno proceso de reconocimiento y apreciación.
Como en toda lectura veremos cosas diferentes. Cada cuál podrá imaginar o plasmar historias que se le ocurra desde donde ve la imagen.
Se animan a contar qué se imaginan...es un buen ejercicio para desarrollar la empatía o antipatía que sentimos con la imagen y además claro, para jugar a adivinar la verdadera historia jamás contada de una imagen, en este caso, famosa.

martes, 30 de septiembre de 2008

La imagen vs. capacidad de impacto


Querid@s lectores:

A esta altura y gracias a la iniciativa de mi querida amiga Malú de introducirnos en el desconocido mundo que subyace en una imagen entiendo que, si han seguido al detalle, la inclusión de todas las imágenes y se les ha despertado por lo menos un signo de interrogación que permanecía adormilado en vuestras conciencias es hora de introducirnos formalmente en el tema y, para ello, creo que viene bien este artículo de Manuel Alonso y Luis Matilla referido a "Imágenes en acción" que rescaté casualmente en mis visitas a la red mientras buscaba información sobre las Xo.
Les recomiendo darse un paseo virtual por la fuente abajo citada en la que encontrarán este artículo y otros altamente interesantes sobre el tema
.






Fuente:
http://www.quadraquinta.org/materiales-didacticos/trabajo-por-proyectos/piensa-prensa/guiasdelprofesor/guia1/guia1-07.html


"Lo más importante que posee la imagen desde el punto de vista significativo es su capacidad de impacto emocional. Las imágenes nos atraen, nos convencen y, sobre todo, nos emocionan. Cuando descodificamos una imagen, no solo realizamos su lectura "literal": la imagen actúa sobre nuestro universo mental en el que conservamos una serie de relaciones emocionales entre escenas y sentimientos, entre emociones e imágenes. Así es como éstas se cargan de connotaciones que surgen del mundo interior de cada persona. Por eso la imagen es polisémica, por la diversidad de sugerencias posibles que encierra.
Cuando texto e imagen se combinan para formar un mensaje – ya sea periodístico, publicitario o de otro tipo- establecen entre sí diferentes relaciones significativas.

7.1. La lectura de imágenes.

La función sugestiva de la imagen Las imágenes transmiten un caudal de datos que está ahí con una determinada finalidad. ¿Qué pretende el creador de la imagen? ¿Qué recibe quien la ve? En función de estos criterios, es fácil desembocar en la distinción de tres funciones fundamentales de la comunicación por imágenes: la informativa, la recreativa y la sugestiva. (…)
La función sugestiva de la imagen es la más interesada: pretende obtener algo de nosotros, no dárnoslo. La imagen publicitaria y la propagandística tienden a que compremos un producto o nos adscribamos a una actitud o a una idea. Hay una función proselitista de la imagen que trata de ganar adeptos para algo, ya sea en el terreno material, ya en el espiritual o vital.
...

En nuestra cultura asociamos automáticamente la visión de un hecho con su existencia: identificamos la imagen con la realidad.
Sin embargo, las imágenes son siempre signos de algo ajeno que incorporan diversos códigos comunicativos: unos generales, como la gestualidad; y otros específicos, como el código gráfico o el de relación compositiva entre los elementos que forman la imagen. Para leer de forma comprensiva y crítica las imágenes es necesario conocer estos códigos.
Las imágenes comunican de forma global y por la vía emotiva. Por eso, a menudo, se producen a través de ellas comunicaciones inadvertidas, se transmiten emociones, sentimientos, valores, etc. que el receptor asume de forma inconsciente. Este poder de la imagen lo conocen y utilizan los publicistas y otros comunicadores de la sociedad de masas. Para leer críticamente las imágenes es importante tener en cuenta:


a) Algunos aspectos relacionados con el sentido de la percepción como:
• La interacción fondo – figura. Entre el fondo y la figura se produce siempre una interacción. Generalmente, el receptor de un mensaje icónico distingue entre el tema protagonista de la imagen y el fondo o entorno que lo enmarca. Cuando esta diferencia no está clara, el sistema perceptivo duda entre el sentido que debe dar a la representación.
• La tendencia a organizar los elementos de la imagen en grupos por cercanía, continuidad o semejanza y a suplir los vacíos existentes.
• La tendencia a interpretar los estímulos perceptivos de acuerdo al esquema más sencillo entre los posibles.

b) Los distintos códigos comunicativos que interactúan en las imágenes:
• El código espacial. La elección de la parte de realidad representada y del punto de vista desde el que esta realidad se contempla (arriba, abajo, izquierda, derecha), es decir, el encuadre. Se hace siempre con una intención: objetividad/distorsión, realismo/ engaño; etc. y da noticia de la posición física e ideológica del autor del mensaje icónico.
• Los códigos gestual y el escenográfico. Al analizar una imagen es importante detenerse en la sensación que nos produce la actitud y gestualidad de las figuras que aparecen ( quietud, nerviosismo, tristeza, angustia, serenidad..) y mirar detenidamente el fondo atendiendo a la escenografía, a los aditamentos que están adjetivando el tema central (como el vestuario, el maquillaje, los objetos que aparecen…)
• El código lumínico. El tratamiento de la luz puede añadir significaciones a la imagen: una luz frontal aplasta las figuras y les da un aspecto vagamente irreal; la iluminación posterior separa las figuras del fondo y agrega tridimensionalidad a la imagen; la luz lateral y la cenital - que se dirige de arriba abajo- acentúan volúmenes; y la luz de abajo a arriba puede producir deformaciones inquietantes o siniestras (recuerda la iluminación que se utiliza en algunas escenas de las películas de terror). A menudo en las imágenes se utilizan también los colores con una intención simbólica, como has estudiado en el apartado del texto publicitario.

• El código simbólico. A veces, las imágenes representan muchas más cosas de las que aparecen en ellas. Se produce entonces un proceso comunicativo de carácter simbólico que hace posible la representación de ideas abstractas o inmateriales. Las relaciones entre los símbolos y aquello que simbolizan pueden establecerse: por analogía: por ejemplo, la calavera que representa la muerte; por relación causa-efecto; o por pura convención social libremente pactada: por ejemplo, la paloma, símbolo de la paz.
• Los códigos gráficos. Los instrumentos técnicos con los cuales se elabora el mensaje visual determinan en muchas ocasiones algunas peculiaridades formales de la imagen que matizan o modifican su sentido. Esto es lo que llamamos códigos gráficos. Así, por ejemplo, cuando la realidad se toma con una lente gran angular la imagen resultante produce una sensación de lejanía de los objetos y figuras, aunque éstos estén cerca, y aumentan en el receptor la sensación de profundidad: los objetos cercanos se perciben con una acentuación exagerada de la perspectiva.
Por el contrario, su una escena se toma desde lejos con un teleobjetivo la sensación visual que produce es de cercanía y aplastamiento.
Por ejemplo, un grupo de personas tomado con un gran angular desde cerca, dará la sensación de que hay poca gente y que ésta está dispersa; en cambio, tomado desde lejos con un teleobjetivo, la sensación será la contraria: de amontonamiento y gran cantidad de personas.
Otro aspecto técnico que puede modificar el significado de la imagen es el enfoque/desenfoque que a menudo se utiliza como elemento expresivo. La parte enfocada de la imagen tiende siempre a realzarse.
Todas estas distorsiones pueden provocar ambigüedades o equívocos en la apreciación de las imágenes por parte del receptor.
• Los códigos de relación. Los distintos elementos de la imagen que forman el conjunto del encuadre establecen entre sí una serie de relaciones espaciales que sirven para jerarquizar los elementos y ordenarlos en el proceso de examen visual que realizan los receptores. El autor de la imagen puede, pues, en función de las relaciones espaciales, establecer el itinerario de mirada del receptor, y por lo tanto la interpretación del mensaje icónico. Existen muchas formas de composición de la imagen: composición plana o en profundidad, armónica o en tensión, estable o dinámica. El autor juega con tensiones, equilibrios, paralelismos, antagonismos complementariedades etc. que indudablemente aportan a la imagen un sentido determinado.

La imagen subliminal

Los intentos más representativos de nuestro siglo en materia de persuasión subliminal, se realizaron usando como vehículo la imagen en movimiento. El procedimiento consistía en intercalar una imagen inducida cada segundo de proyección. Siguiendo este sistema, cada veinticuatro fotogramas se insertaba otro, con una significación ajena al filme proyectado, conteniendo un mensaje verbal o icónico dirigido al inconsciente del espectador. (…). La velocidad de inserción, fue muy variable, aunque en ningún caso el ojo humano lograba percibir el mensaje, que a veces se concretaba en un simple símbolo, tal como ocurrió con la utilización subliminal de la cruz gamada en la Alemania nazi"


Manuel Alonso y Luis Matilla. Imágenes en acción. Akal.

viernes, 26 de septiembre de 2008

Engañar el ojo.

Querid@s lectores de imagenes: seguimos engañando el ojo.
Cuántas veces los ojos nos han engañado o hemos sido engañados através de ellos, espejos de nuestras almas según dicen.
El ojo humano es altamente impresionable: uno puede ver esto o aquello, o tal vez quiera ver esto y no aquello.
En la corta historia que tenemos como lectores de imágenes, digo corta si comparamos por ejemplo la lectura cinematográfica de la lectura de textos, hemos sido engañados y aceptamos gustosos el engaño que nos propone la distensión del cine.
El cine propone una lectura rápida de imagenes, se calculan unas 24 por minuto como mínimo, y nuestros ojos van y vienen en la pantalla intentando ver todo y muchas veces vemos nada.
La verdad que el cine es un arte que emerge y no podemos negarle la seducción: soy cinéfala así que no voy a negar la atracción de este arte sobre mi ojo.
Lo que sí deberíamos recordar al momento de mirar cine, y otras formas de secuencias de imágenes, es el uso que hace quien la produce, de su poder. Así también fueron usados algunos grandes pintores, escritores, escultores. Hoy se usa el cine como elemento de poder: social, cultural y económico.
Nuestros ojos se extasían en la pantalla y nuestro cerebro absorve sin sentir millones de lenguajes subyacentes y subliminales en cada película, en cada comercial televisivo. Y así como los buenos lectores han aprendido a hacer una lectura dada a llamar inter lineal, sería bueno acostumbrar el ojo a hacer lo propio con las imágenes que ciertos señores todopoderosos colocan en muchísimas películas, series, teleteatros y publicidad, nombrando sólo algunas formas modernas del poder de la imagen y el engaño al ojo humano.
Hay que leer imágenes todo el tiempo en este mundo tan dibujado y fotografiado, pues no nos queda otro camino que aprender rápidamente a leer bien.

domingo, 14 de septiembre de 2008

¿Vemos las cosas o construimos lo que percibimos?

Estimados lectores:
Para seguir desgranando dudas sobre lo que creemos estamos viendo y lo que tal vez realmente vemos les invito a observar la siguiente imagen que extraje de un artículo sobre la Gestalt y la pregnancia, para mayor información sobre el tema sugiero se remitan a las fuentes originales de esta teoría.



"Este cuadro de la cara de una vieja o la cara rotada de una joven, muestra lo fácilmente engañable que es la percepción, cuya incapacidad de diferenciar la estructura fondo de la figura, crea una interpretación ambivalente" (Regla Gestalt Figura/fondo)


Fuente: http://cgnauta.blogspot.com/2008/03/pregnancia-de-la-gestalt.html

sábado, 13 de septiembre de 2008

Sigamos leyendo imágenes, así de fácil?

Este gran pintor celayense, Octavio Ocampo denominó esta pintura, familia de pájaros.
Como cada quién puede ver lo que quiera, o pueda, tal vez se animen a titularla de otro modo...
No es fácil leer imágenes, así lo comprueba nuestra amiga Alda y resulta cierto, me gusta mucho mirar e intentar leer, claro que a mi manera, que no será la de nadie más. Porque la lectura tiene es único sabor, cada quien puede leer íntimamente y quedarse con el contenido sin más.

viernes, 12 de septiembre de 2008

Lectura de imágenes, ¿actividad sencilla?


Según la Ley de la figura-fondo, el proceso perceptivo remite a un mecanismo básico según el cual tendemos a focalizar nuestra atención sobre un objeto o determinado grupo de objetos (figura) destacándolos del resto de los objetos que los envuelven (fondo).

En esta figura, por ejemplo, se puede, ver según se juegue con esta ley de una forma o de otra, una cara con una vela delante o dos caras separadas por una vela.

Fuente:
http://images.google.com.uy/

lunes, 1 de septiembre de 2008

Una imagen representativa...



Tal vez esta imagen que escogí parezca la antítesis de la que seleccionó mi querida amiga Malú, pero les invito a "mirar viendo" para "aprehender" sutilezas que pueden no ser muy evidentes...
Aceptan el desafío?

martes, 26 de agosto de 2008

Una imagen que desearía hacer realidad...


Yo sólo les dejo la imagen...
Ustedes hagan con ella lo que quieran...
Ustedes pueden hacer de cuenta que nunca la vieron...
Y también pueden no imaginar nada...
Pueden abrir puertas o ventanas, o pueden no hacer nada de nada.
Porque a veces, sí, una imagen vale por sí misma y no valen de nada las palabras...

lunes, 25 de agosto de 2008

Vayamos al rescate de lo nuestro, una buena forma de pensar en "ellos"

Para ir al rescate de lo nuestro es necesario que revaloricemos la lectura pero en un sentido profundo, revalorizar la lectura es permitir que el lector a través de ella se encuentre a sí mismo o a quienes forman su entorno, jugar con las emociones y los sentimientos, dar sentido y descubrir significados. Entiendo que si rescatamos las fibras de la verdadera emoción de las cosas entrañables estamos dando el primer y más importante paso hacia crear lazos fuertes y duraderos con la lectura, esa fuente inagotable de mundos - inframundos, intermundos y supermundos en ella participan, se conjugan y se divierten -; que es, siguiendo con la idea de Malú, la autora del artículo anterior, una buena forma de pensar en ellos.
Una buena forma de pensar en ellos es crear espacios para generar amor por la lectura, amor que comienza por su revalorización.Si aspiramos que sean buenos lectores con todo lo que ello significa, debemos comenzar por crear espacio que les permita serlo.Revaloricemos la lectura contextualizándola, internándonos en ella, buceando a la par del escritor - narrador, reviviendo el espacio - tiempo que ella nos pone al alcance.Revaloricemos la lectura repensándola en los nuevos soportes que nos alcanza esta cultura del espectáculo, reunamos lo valioso con lo sustentable sin perder de vista lo tradicional; conjuguemos lo virtual con lo real, la pantalla con el libro.

domingo, 24 de agosto de 2008

Para seguir pensando: en ellos...


Oración del buen alumno

¿Cómo es la tabla del nueve
si, en el noticiero, veo que un juez
aceptó un soborno?

¿Cuánto es seis por cuatro
si me entero de que un policía participó de un secuestro?

¿Usaré “be larga” o “ve corta” si me entero de que un laboratorio manipulaba por el precio de sus medicinas?

¿Cómo me acuerdo si se usa, “ese” o “ce”, si me entero de que un médico hace una operación innecesaria (y él lo sabía)?

¿Cómo es la tabla del cinco si oigo que un senador obedece órdenes?

¿Qué libros debo leer cuando veo en los noticieros que unos policías, junto con unos jueces, inventaban causas contra personas inocentes?
¿Qué libros serán mejores o cuáles, aunque sea: buenos?

¿Cómo es la regla de la “elle” o “ye” si en la televisión pasan un bombardeo real, en vivo y en directo?

¿Cuánto da cinco por siete si veo a unos periodistas y fotógrafos acosando a una persona?

Si aprendo todas las reglas, si las aprendo y las uso,
¿cómo hago para recordarlas cuando en el noticiero veo que un policía mata a un maestro en huelga?

¿Y cuando una investigación denuncia que unos sindicalistas amenazan a los mismos trabajadores que representan?
¿Y cuando leo en el periódico que llevan treinta años al frente de su sindicato,
o veinte años gobernando una provincia?
¿Y cuando las noticias dicen que cambian la Constitución porque les conviene?
¿Cómo hará mi memoria para aprender de memoria?
¿Cómo hará mi obediencia?
Cuando veo cómo se insultan en las campañas,
afilan sus dientes, muestran guardaespaldas y se amenazan,
¿cómo hará mi memoria?

Cuando nombran jueces que los favorecerán,
y dictan fallos que serán retribuidos, o mienten en las noticias, o abusan
de los fieles de su parroquia,
o crean un banco para lavar dinero
(y es un banco bonito, con colores, empleados y publicidad).
O cuando cierran los bancos y desaparecen los ahorros,
¿cómo haré para acordarme de cada cosa que me enseñan?
O, mejor dicho: ¿cómo haré para acordarme de qué es lo que dicen,
y qué es lo que enseñan?
¿Cómo hará mi obediencia?
¿Cómo hará mi buena letra?
Mi ortografía,
mi creatividad,
mi memoria.
¿Cómo confiar en las señales de tránsito?
¿Cómo sostener el orden de los planetas?
Otra pregunta,
otra entre tantas:
¿Qué es lo que se queda quieto,
y qué lo que se mueve?

Me envió esto una compañera, docente, de argentina, y pensé...compartirlo porque nuestra realidad difiere de la de ellos pero...hay muchos peros parecidos, no creen?
Sigamos pensando que pensar, es un placer inusitado...así decía Borges, y lo felicitaban, porque era escritor hombre, ahora que si una mujer piensa...dicen que solemos ser más peligrosas, no hay felicitaciones...

sábado, 23 de agosto de 2008

Tiempo de pensar...





PARADOJAS...


La paradoja de nuestro tiempo es que tenemos edificios más altos, pero temperamentos cortos, autopistas más anchas, pero puntos de vista más estrechos.
Gastamos más pero tenemos menos, compramos más pero disfrutamos menos. Tenemos casas más grandes pero familias más pequeñas, más compromisos pero menos tiempo. Tenemos más títulos pero menos sentido común, más conocimiento pero menos criterio. Más expertos pero más problemas, más medicina y menos salud. Hemos multiplicado nuestras posesiones pero hemos reducido nuestros valores. Hablamos mucho, amamos poco, odiamos demasiado.
Aprendimos a armar una vida, pero no a vivirla plenamente. Hemos llegado a la luna y regresado pero tenemos problemas a la hora de cruzar la calle y conocer a nuestro vecino. Hemos conquistado el espacio exterior pero no el interior, limpiamos el aire pero polucionamos nuestras almas. Tenemos mayores ingresos, pero menos moral, hemos aumentado la cantidad, pero no la calidad. Estos son tiempos de personas más altas con caracteres más débiles, con más libertad pero menos alegría, con más comida pero menos nutrición. Son días en los que llegan dos sueldos a casa, pero aumentan los divorcios, son tiempos de casas más lindas pero hogares rotos. Un tiempo con demasiado en la vidriera y poco de puertas adentro. Y es un tiempo en que la tecnología puede hacerte llegar este mensaje y al mismo tiempo tu puedes decidir marcar la diferencia o apretar "eliminar". No guardes nada para una ocasión especial, cada día que vives es una ocasión especial, por eso... lee más y limpia menos. Siéntate en la terraza y admira la vista sin fijarte en las malas hierbas.
Pasa más tiempo con tu familia y amigos y menos tiempo trabajando, la vida es una sucesión de experiencias para disfrutar, no para sobrevivir.
No guardes tu mejor perfume para una "ocasión especial", úsalo cada vez que te den ganas de hacerlo.
Las frases "algún día", "uno de estos días", bórralas de tu vocabulario.
Si supiéramos el tiempo de vida que nos queda, seguramente desearíamos estar con nuestros seres queridos, iríamos a comer nuestra comida preferida, visitaríamos los sitios que amamos...
Son pequeñas cosas las que nos harían enojar si supiéramos que nuestras horas están limitadas...
Enojados porque dejamos de ver a nuestros mejores amigos, enojados porque no escribimos aquellas cartas que pensábamos escribir "uno de estos días". Enojados y tristes porque no dijimos a nuestros padres, hermanos, hijos, sobrinos, amigos, cuánto los queremos.
Por eso... no intenten retardar o detener o guardar nada que agregaría risa y alegría a tu vida; cada día, hora, minuto, cada semana es especial...
Piensa que "uno de estos días" puede estar muy lejano o no llegar nunca.

Texto de autor anónimo

domingo, 17 de agosto de 2008

La empatía, ese condimento indispensable

Para comenzar citaré lo siguiente:
"Se ha entrado en una nueva era y que se ha dejado atrás la denominada
sociedad de la información de la década de los setenta, para egresar a
la sociedad del conocimiento; en la cual existe abundancia de
información que obliga a los sujetos a establecer estrategias para que
esa información se convierta en conocimiento enriquecedor, de manera
tal que las personas desarrollen al máximo sus capacidades" (Cisneros,
García y Lozano, 2004).

Si nos atenemos a lo antes citado y agregamos que para entrar a esa
sociedad que exige de los sujetos "un conocimiento enriquecedor" que
desarrolle al máximo sus capacidades es necesario no perder de vista
que todo conocimiento para ser enriquecedor debe ser comunicado y, por
ende compartido, nuestra experiencia del curso Internet y lectura así
lo hizo. En lo personal puedo afirmar que si bien en un primer momento
la información que en ella recibimos parecía atiborrarnos con el paso
del curso fui desarrollando las estrategias más válidas para que,
convenientemente seleccionadas se transformasen en conocimientos
valiosos pero ello no hubiese sido posible si se hubiera desarrollado
en solitario. Estuvieron allí los tutores pero más que ellos con su
rol principal de guía y asesoramiento estuvieron los compañeros de
ruta con los que se fue formando un verdadero grupo de ambiente
colaborativo. Lo que uno no lo sabía o no alcanzaba a comprender allí
había alguien que alcanzaba su visión, su entendimiento y por qué no
sus ganas cuando alguien parecía aflojar.
Fue enriquecimiento verdadero porque no hay conocimiento en solitario
y allí hubo mucho de compañia, mucho de solidaridad y buena
disposición, nada cayó en saco roto, la prueba es que finalizado el
curso aún seguimos aquí y con muchas ganas de continuar... Podría
decirse que además de enriquecer nuestros conocimientos en este curso
se generó empatía pura

La empatía no es otra cosa que “la habilidad para estar conscientes
de, reconocer, comprender y apreciar los sentimientos de los demás".
En otras palabras, el ser empáticos es el ser capaces de “leer”
emocionalmente a las personas.

La empatía viene a ser algo así como nuestra conciencia social, pues a
través de ella se pueden apreciar los sentimientos y necesidades de
los demás, dando pie a la calidez emocional, el compromiso, el afecto
y la sensibilidad.

Esa es la palabra que buscaba para sintetizar este trabajo sobre la
experiencia vivida en "Internet y lectura", compromiso, compromiso con
otros y conmigo para generar espacios de enriquecimiento que perduren
más allá de la generación del conocimiento en sí mismo que es lo que
valida a éste y lo hace predurable, enriquecimiento que se vuelque,
que genere espacios creadores de oportunidades para todos...

miércoles, 6 de agosto de 2008

Internet y Lectura: un curso para no olvidar.


Como mis compañeras han hecho una elocuente aclaración de este curso que tuvimos la suerte de compartir yo quiero dar algunos detalles que quizá, a la luz de la observación y del estudio en sí, parezcan meras metáforas pero:
Un curso que convoca a la lectura suele dinamizar motivaciones íntimas que nos relacionan con textos y con nosotros mismos por eso, y por la importancia que tiene la lectura en la vida de cada uno, es lindo pensar el curso desde todos lados.
Cuando la convocación cayó bajo la lupa de mis ojos, porque uso lupas no lentes, no dudé en indagar cómo me inscribía. Hace cuatro años realicé algo similar y la experiencia fue inolvidable. Si bien el curso anterior ameritaba tesina y exámenes presenciales, lo que más recordaba eran sin duda: las experiencias de lectura y el medio por el cual nos comunicábamos, o sea, la mágica Red.
Si uno piensa en inscribirse en un curso que hable de Internet y la lectura, obviamente las dos cosas le parecen maravillosas o quizá, puede ser: una, le parece formidable y la otra, le parece que no sirve a la primera. O también podría ser que la segunda, le parezca el único medio de lectura...en fin, conjeturas apartes, allí estábamos leyendo y contestando en el foro sobre nuestras experiencias de lectura para comenzar.
Cuando uno cuenta sobre las experiencias de lectura: entra en un diálogo íntimo que revela todo un contenido que se lleva adentro y que pocas veces, o nunca, nos atrevemos a sacar por falta de oportunidades o porque nunca nos hemos investigado. Pero lo cierto es que es tan grato recordar lecturas, y todavía más grato es descubrir del otro lado de otra pantalla: otras personas que leyeron las mismas cosas, otras personas que sensibles como nosotros se enternecieron con los mismos textos. Entonces la lectura deja de ser ese acto íntimo y solitario para convertirse en un acto compartido y también, solidario.
Pero no sólo teníamos que recordar las lecturas previas, teníamos que enfrentar nuevas y de paso, aprender a usar Internet con mayor precisión, aprender cuánto nos falta todavía para que esta herramienta sea nuestra ventana continua a la lectura, desestructurar conceptos y avanzar, con la tecnología, siempre buscando nuevas lecturas.
Y fueron cuadros y fueron fotos, fueron páginas Web y blog y más...leímos, leímos y de prontos nos sentíamos desbordadas: es que todos queríamos contar lo que nos pasaba con las lecturas. Los foros eran desbordantes y los tutores, entusiasmados con el entusiasmo, nos daban más material de lectura.
De pronto era la voz increíble de Galeano, de pronto era una página de literatura para niños y sus links, de pronto estábamo evaluando una página, de pronto saltábamos a formularnos preguntas para ver qué proyectos haríamos en torno al uso de las TIC y la lectura.
Navegamos los mares de la fantasía y también, del conocimiento: cómo no nos íbamos a sentir hermanados y algo tristes al separarnos?. Cómo no sentir un poco de pena por no leer los mensajes de la compañera que nos ayudaba en la tarea o de la otra que compartía mis pensamientos describiendo un cuadro? Pero por sobre todo: como querer separarnos si un poquito de nosotros iba quedando enredado en palabras?
Es que cuando se convoca a la lectura...algo sucede. Y la Red puede formar este tipo de vínculos: comunidades en tiempo real y espacios....lejanos o no tanto. Entonces si convocamos la lectura e Internet en un sólo curso, y si los docentes tutores son tan entusiastas como los que nos inscribimos surgen amistades entrañables aún sin vernos la cara. Surgen recuerdos de palabras escritas, lecciones compartidas en el mismo tono de sensibilidad, surgen millones de mensajes de compañeros que tal vez, nunca veremos pero es como si sí...
A mí me gusta hacer cursos por este medio pues no tengo posibilidad de viajar mucho, pero cuando un curso convoca a la energía interior e íntima que mueve la lectura: suelen quedar muchas cosas para recordar y muchas otras para retornar a algún punto de encuentro.
Les dejo una imagen de alguien que lee hasta en el agua: así me sentía a veces, leyendo hasta donde no debía para no perderme el foro o las exposiciones que nos daban los " profes".

Crecer con otros

Compartiendo actividades educativas en ambientes virtuales.

Este grupo fue creado a partir de los intereses de un grupo de participantes de la primera edición del curso Internet y Lectura, organizado por el Ministerio de Educación y Cultura.
Desde un principio resultó manifiesto el interés y la calidez de sus integrantes, que, superando inconvenientes de distancia, tiempos, actividades, se involucraron tan activamente en este tema, que fue imposible pensar en dejar que se perdiera entre los recuerdos de aquellos que tuvimos la fortuna de ser partícipes.
Inés

Una cita interesante, desde nuestro accionar docente, nos hace valorar esta página intentando reflexionar con un enfoque de colaboración para crecer entre todos.

http://tecnologiaedu.us.es/cursobscw/apartados/apartado10.htm

En líneas generales el aprendizaje colaborativo es una metodología de enseñanza donde se pueden desarrollar destrezas cooperativas para aprender y solucionar problemas de diversa índole. Marcando diferencias del trabajo en grupo, sabemos que hay una interdependencia de los miembros. Se necesita la responsabilidad de cada integrante del grupo para obtener logros exitosos, siendo la participación activa, a diferencia del aprendizaje tradicional.

Consideramos desde nuestro ámbito educativo que es fundamental:
Respeto por los aportes individuales y
que todos tengan las mismas oportunidades.

Las actividades se pueden desarrollar tanto en forma individual como grupal, no perdiendo el sentido de las necesidades propuestas por el grupo al desarrollar el trabajo individual ya que el compromiso de los integrantes es cada vez más intenso. También se destaca la interdependencia de los mismos ya que cada participante se comunica, se relaciona y comparte sus pericias, sus conocimientos y sus logros en pos del objetivo fijado.
Lo que se destaca del trabajo colaborativo, no es la sumatoria de las intervenciones individuales, sino el significado en el trabajo, la interacción conjunta para alcanzar los objetivos previstos.
Citamos la siguiente bibliografía con el fin de hacer partícipes a otros docentes de este rico aporte y su potencialización en otros logros profesionales.

http://tecnologiaedu.us.es/cursobscw/apartados/apartado12.htm

Invitamos a visitar el esquema referente al tema, con su respectiva fuente, extraído de un enlace de Prendes (2001):

http://tecnologiaedu.us.es/cursobscw/apartados/caracteristicas.htm
y las posibilidades y o aportes del trabajo colaborativo con los alumnos.
http://tecnologiaedu.us.es/cursobscw/apartados/apartado11.htm


En el trabajo colaborativo reina “LA DIVERSIDAD”, considerando una apuesta para el docente de estos tiempos donde el compromiso y la necesidad de crecer es fundamental para hacer cambios educativos.
Cabe reflexionar a Morin Edgar

“La cabeza bien puesta.” Repensar la reforma. Reformar el pensamiento- Buenos Aires –Nueva Visión 2002-

“Cada individuo debe ser plenamente consciente de que su propia vida es una aventura, incluso cuando cree que está encerrada en una seguridad; todo destino humano implica incertidumbre irreductible, inclusive la certeza absoluta, la de la muerte, ya que ignoramos su fecha. Cada uno debe ser plenamente consciente de su participación en la aventura de la humanidad que ahora tiene una rapidez acelerada, lanzada hacia lo desconocido.”

Como docente implica una apuesta comprometida de apoyar y guiar.
Dice además Edgar Morin “que toda nuestra enseñanza tiende al programa, en tanto que la vida nos solicita la estrategia y si es posible, la serenidad y el arte. Es, por supuesto, una inversión de concepción que habría que producir para prepararse para los tiempos de incertidumbre.”

Nos queda buscar ricas estrategias y estar atentos. Continuando con el autor ”la estrategia busca sin cesar juntar información de las informaciones recogidas y de las casualidades con las que se encuentra en el camino.”

Por supuesto, en cada estrategia está la conciencia de la incertidumbre como dice el autor que va a enfrentar, y eso implica una apuesta.
Apuntamos a un pensamiento complejo-con saber científico, explicativo, comprensivo y abierto. Retroalimentación, permanente feedback, regular y autorregular los proceso educativos, generando nuevos productos y reproduciendo nuevos tiempos.

Como docentes hoy, no debemos permitirnos un gran margen de equivocaciones para no acrecentar las incertidumbres existentes en los demás y así caer en graves errores, perjudicando a los otros. Por tal motivo implica estar conciente y comprometido de hacer una buena planificación, considerando una buena propuesta bien definida, abierta y flexible y con la precaución de trabajar entre pares para apoyarnos y sentirnos seguros.

Tomando lo antes mencionado y en el marco del curso “Internet y Lectura”, del MEC, año 2008, en el cual tuvimos y tenemos la posibilidad de aplicar estas ideas es que compartimos nuestra experiencia proyectada hacia la institución donde trabajamos.
En el presente curso, los participantes, todos de Uruguay, pero de diferente área geográfica; de distintos ámbitos de trabajo; con variado conocimiento informático y con todas las necesidades e inquietudes “incertidumbres” que se plantea un individuo al comenzar una nueva actividad.

Esta “diversidad”, que en principio se puede ver como un “obstáculo” al transcurrir el tiempo se fue dando en un factor positivo de enriquecimiento.
El intercambio se dio a través de correos, chat, foros, tareas desarrolladas en forma individual y grupal. Al finalizar el curso se sintió la necesidad de continuar con el “vínculo virtual” que se había establecido. Es así que se conforma un grupo en Google y además se abre el “espacio físico” a través de un blog.
El fluir de los comentarios nos permitió incorporar los conocimientos de los compañeros, ampliar los que poseemos. Por ej: en las actividades del blog, cada uno con sus registros fue reflexionando sobre pinturas, música con puntos de vista que muchas veces no se nos hubieran planteado. A Beatriz se le ocurrió que podía ser una comparación entre pinturas y fotografías; a Ana, que el cuadro de Monet se podía tomar como motivación para el día de la madre; a María Rosa, la belleza del arte, en el patín y la sensación que produce esta actividad en equipo en los espectadores y Omar en esta misma imagen, muestra la cooperación, destacando el sentido del equilibrio entre ambos patinadores establecido por la tensión de los brazos. Algo parecido sucedió con “Escuchando”, enlace al tema “Tiburón” el cual despertó sensaciones personales.
Así se fue desarrollando el curso, cada uno fue afinando la idea primaria que tenía y acomodándola a su necesidad específica. En nuestro caso el foco se centró en los docentes y los procesos de cambios que se suscitan en estos momentos en nuestra sociedad.
Irma y Mary

viernes, 25 de julio de 2008

Un relato, una imagen, una sola consigna...


Madrugada, el sol aún tardará unas horas en salir. El pescador flota sobre el océano rumoroso, bajo las tablas de su bote, iluminado por una lámpara de gas, todo parece estar en calma. El pescador ve la superficie del agua, intuye la profundidad, imagina un cielo invertido y apenas un poco más denso que el que se encuentra sobre su cabeza. ¿Sabrán los peces que el agua los contiene?

Si el pescador no ingresa de algún modo dentro del agua, con su red, con su caña o con todo su cuerpo, y tan solo se deja mecer en la superficie, no podrá alimentarse, pero, sobre todo, no será pescador.

Madrugada, el mar está en silencio, la noche herida de estrellas reposa sobre las olas. El pescador prepara su carnada. Sabe que en algún lugar de la inmensidad está el pez que el destino le ha asignado. También sabe que el destino no llega, siempre hay que ir hacia él. Antes de dar con su pez atrapará algunos, que arrojará de nuevo al mar; otros, los usará de carnada o los comerá sólo para subsistir. Es posible que descubra algún ser inesperado y luche contra él, y alguno de los dos venza la voluntad del otro. Mientras tanto, intentará una y otra vez encontrar a su pez. Quizás éste tarde en aparecer, quizá no lo haga hasta el día siguiente o dentro de once noches. Pero sin duda se encontrarán, porque el pez también busca a su pescador, y en esa mutua búsqueda se atraen y ambos aprenden hacia dónde ir. Sin embargo, la fauna marina, abrumadora y mayoritaria, vivirá ajena a esta búsqueda.

Leer es ir a pescar a oscuras en un inmenso mar de libros rumorosos. La mayoría serán ajenos a nuestra búsqueda; unos cuantos se atravesarán en nuestro camino y los leeremos por subsistencia, y otros los arrojaremos de nuevo a sus libreros sin haberlos probado. Nos ignoraremos mutuamente con la inmensa mayoría y sólo algunos serán tan fuertes e hipnóticos, que quizá lleguen a devorarnos.

Leer es un desafío y un azar, porque el libro que el destino señaló para cada uno puede estar muy alejado, y sólo yendo hacia él, hacia el libro, éste vendrá hacia nosotros.

¿Para qué leer? Para atravesar la noche y el océano. Para aprender a nadar. Para tener conciencia de lo que no se ve y noción de lo profundo. Leer es perder el bote bajo los pies, es transformarse en pez y tomar conciencia de que el universo es infinitamente más extenso que el mar que nos contiene y sus orillas.

jueves, 24 de julio de 2008

Las puertas de Enrique Medina

Hola: quiero compartir con ustedes una obra de un autor que me hace volar la imaginación. ¿Sucederá lo mismo con alguna de ustedes? ¡Probemos!
Cariños
Inés

¿Para qué leer?

El acto de leer es algo automático. Desde que despertamos por la mañana lo realizamos: leemos la hora que nos marca el despertador, leemos los encabezados de los diarios, leemos la correspondencia, ya en la calle leemos los carteles publicitarios, las señales de tránsito, el nombre de las calles... Es decir: permanentemente nos informamos, nos asesoramos, nos comunicamos a través del acto de leer. Y también nos recreamos mediante la lectura de una novela, o de un libro de historia, o de una bella poesía. En la vida realizamos además otras cosas en forma automática, sin plena conciencia de para qué lo hacemos: nos alimentamos, nos hidratamos, respiramos. Y aquí podemos decir que leer es para nosotros tan necesario como ese alimento que ingerimos, como el líquido que bebemos o el aire que respiramos. Es cierto: agua y oxígeno son imprescindibles; no podríamos sobrevivir, ni tener una buena calidad de vida, sin darle nutrientes a nuestro organismo.

¿Y podríamos estar, vivir, sin leer? Lamentablemente, todavía existe en este nuevo milenio del mundo gente analfabeta, que no sabe leer ni escribir, y existe, también, gente desnutrida, niños y ancianos que mueren de hambre. No leer es una forma de desnutrirnos. Las personas que no leen van empobreciéndose desde lo cognitivo, desde lo intelectual, desde lo emocional.

Los no videntes cuentan con el sistema Brayle, pero no todos pueden valerse de él. Y hay abuelos que perdieron su capacidad para reconocer las letras; niños enfermos internados; hay discapacitados mentales... Ellos accederían a la lectura con la ayuda de un amigo, de sus padres, de una enfermera. O de tantos voluntarios, que trabajan en instituciones donde “prestan sus ojos” y leen cuentos, o el diario, o poesías, a esas personas que no lo pueden hacer por sus propio medios. Leer nos alimenta, nos nutre, nuestras neuronas se estimulan, la inteligencia se desarrolla, el alma se enriquece, el corazón late con fuerza... ¡Leer nos hace más libres!

Tomado de: www.psicopedagogia.com/articulos/?articulo=342

viernes, 18 de julio de 2008

¿ Cuántos hay?


Coloqué para leer una imagen que puede ser máxima de Fe para muchos.
Sin llegar a representar eso o algo más, en nuestro imaginario la figura es bien conocida.
Por eso los invito a ver: cuántos hay?
En la pintura formando uno hay muchos.
En la vida cotidiana tal vez como en la pintura. hay muchos.
Más allá de la Fe, no por no válida, son muchos los crucificados a diario.
Se animan a colgar imagenes que los representen...¿?

sábado, 12 de julio de 2008

Saben cuánto tiempo hace que es obligatoria la lectura para las mujeres?

Es un dato importante a tener en cuenta. Sobre todo para las que leemos imágenes, y de pronto en una película romántica que aparenta ser muy realista la pobre esclava le lee a la señora...Pero si hasta el siglo XX las única que leían por decreto eran las ricas y las monjas!
Por eso quise poner algo de Picasso y algo más antiguo...Creo que las mujeres que leen y escriben siguen siendo hoy terriblemente peligrosas, al menos mucho más que las hermosas.
Pueden opinar con cuadros si desean, pero opinen!

Comparamos imágenes de mujeres leyendo y/ o escribiendo?


jueves, 10 de julio de 2008

Historia de un letrero

http://en.zappinternet.com/video/nilSqaMboM/HISTORIA-DE-UN-LETRERO-THE-STORY

lunes, 7 de julio de 2008

Qué leemos y quién lo lee?

Las fotos y videos son sensacionales pero...sólo nos vamos a conectar leyéndolas cada uno de nosotros a nuestra forma?
Es interesante saber quién lee y qué lee?
O cómo lee y por qué lo lee de esa manera?
Cuántas formas de leer una imagen hay y cuántas de interpretar un texto escrito.
La lectura tiene que ver con mi yo interior del que habla Pètit, y también de mis experiencias con textos similares o diferentes.
Obviamente no hemos sido formados en la lectura de imágenes y si bien es cierto que el cine nos ha ayudado en algunas formas de lectura: la mayoría de nosotros carece de formación específica en el arte de leer imágenes. Por eso es interesante saber qué se vio, o qué se entendió.
Les puse un cuadro de Octavio Ocampo, si esta maquinita infernal que muchas personas dominan me dejan podría mostrarles varias pinturas que justamente: parecen una cosa y son la otra, o quizás no...Interesante como pinta este mexicano...
Pero, la cuestión de la lectura, tiene tantas fases que seguiré intentando con este tipo de arista: qué vieron y quién lo vio, son preguntas interesantes.
Hasta la pròxima.

Qué vemos?

Puerta

Puerta
Enrique Medina