Loading...

martes, 26 de agosto de 2008

Una imagen que desearía hacer realidad...


Yo sólo les dejo la imagen...
Ustedes hagan con ella lo que quieran...
Ustedes pueden hacer de cuenta que nunca la vieron...
Y también pueden no imaginar nada...
Pueden abrir puertas o ventanas, o pueden no hacer nada de nada.
Porque a veces, sí, una imagen vale por sí misma y no valen de nada las palabras...

lunes, 25 de agosto de 2008

Vayamos al rescate de lo nuestro, una buena forma de pensar en "ellos"

Para ir al rescate de lo nuestro es necesario que revaloricemos la lectura pero en un sentido profundo, revalorizar la lectura es permitir que el lector a través de ella se encuentre a sí mismo o a quienes forman su entorno, jugar con las emociones y los sentimientos, dar sentido y descubrir significados. Entiendo que si rescatamos las fibras de la verdadera emoción de las cosas entrañables estamos dando el primer y más importante paso hacia crear lazos fuertes y duraderos con la lectura, esa fuente inagotable de mundos - inframundos, intermundos y supermundos en ella participan, se conjugan y se divierten -; que es, siguiendo con la idea de Malú, la autora del artículo anterior, una buena forma de pensar en ellos.
Una buena forma de pensar en ellos es crear espacios para generar amor por la lectura, amor que comienza por su revalorización.Si aspiramos que sean buenos lectores con todo lo que ello significa, debemos comenzar por crear espacio que les permita serlo.Revaloricemos la lectura contextualizándola, internándonos en ella, buceando a la par del escritor - narrador, reviviendo el espacio - tiempo que ella nos pone al alcance.Revaloricemos la lectura repensándola en los nuevos soportes que nos alcanza esta cultura del espectáculo, reunamos lo valioso con lo sustentable sin perder de vista lo tradicional; conjuguemos lo virtual con lo real, la pantalla con el libro.

domingo, 24 de agosto de 2008

Para seguir pensando: en ellos...


Oración del buen alumno

¿Cómo es la tabla del nueve
si, en el noticiero, veo que un juez
aceptó un soborno?

¿Cuánto es seis por cuatro
si me entero de que un policía participó de un secuestro?

¿Usaré “be larga” o “ve corta” si me entero de que un laboratorio manipulaba por el precio de sus medicinas?

¿Cómo me acuerdo si se usa, “ese” o “ce”, si me entero de que un médico hace una operación innecesaria (y él lo sabía)?

¿Cómo es la tabla del cinco si oigo que un senador obedece órdenes?

¿Qué libros debo leer cuando veo en los noticieros que unos policías, junto con unos jueces, inventaban causas contra personas inocentes?
¿Qué libros serán mejores o cuáles, aunque sea: buenos?

¿Cómo es la regla de la “elle” o “ye” si en la televisión pasan un bombardeo real, en vivo y en directo?

¿Cuánto da cinco por siete si veo a unos periodistas y fotógrafos acosando a una persona?

Si aprendo todas las reglas, si las aprendo y las uso,
¿cómo hago para recordarlas cuando en el noticiero veo que un policía mata a un maestro en huelga?

¿Y cuando una investigación denuncia que unos sindicalistas amenazan a los mismos trabajadores que representan?
¿Y cuando leo en el periódico que llevan treinta años al frente de su sindicato,
o veinte años gobernando una provincia?
¿Y cuando las noticias dicen que cambian la Constitución porque les conviene?
¿Cómo hará mi memoria para aprender de memoria?
¿Cómo hará mi obediencia?
Cuando veo cómo se insultan en las campañas,
afilan sus dientes, muestran guardaespaldas y se amenazan,
¿cómo hará mi memoria?

Cuando nombran jueces que los favorecerán,
y dictan fallos que serán retribuidos, o mienten en las noticias, o abusan
de los fieles de su parroquia,
o crean un banco para lavar dinero
(y es un banco bonito, con colores, empleados y publicidad).
O cuando cierran los bancos y desaparecen los ahorros,
¿cómo haré para acordarme de cada cosa que me enseñan?
O, mejor dicho: ¿cómo haré para acordarme de qué es lo que dicen,
y qué es lo que enseñan?
¿Cómo hará mi obediencia?
¿Cómo hará mi buena letra?
Mi ortografía,
mi creatividad,
mi memoria.
¿Cómo confiar en las señales de tránsito?
¿Cómo sostener el orden de los planetas?
Otra pregunta,
otra entre tantas:
¿Qué es lo que se queda quieto,
y qué lo que se mueve?

Me envió esto una compañera, docente, de argentina, y pensé...compartirlo porque nuestra realidad difiere de la de ellos pero...hay muchos peros parecidos, no creen?
Sigamos pensando que pensar, es un placer inusitado...así decía Borges, y lo felicitaban, porque era escritor hombre, ahora que si una mujer piensa...dicen que solemos ser más peligrosas, no hay felicitaciones...

sábado, 23 de agosto de 2008

Tiempo de pensar...





PARADOJAS...


La paradoja de nuestro tiempo es que tenemos edificios más altos, pero temperamentos cortos, autopistas más anchas, pero puntos de vista más estrechos.
Gastamos más pero tenemos menos, compramos más pero disfrutamos menos. Tenemos casas más grandes pero familias más pequeñas, más compromisos pero menos tiempo. Tenemos más títulos pero menos sentido común, más conocimiento pero menos criterio. Más expertos pero más problemas, más medicina y menos salud. Hemos multiplicado nuestras posesiones pero hemos reducido nuestros valores. Hablamos mucho, amamos poco, odiamos demasiado.
Aprendimos a armar una vida, pero no a vivirla plenamente. Hemos llegado a la luna y regresado pero tenemos problemas a la hora de cruzar la calle y conocer a nuestro vecino. Hemos conquistado el espacio exterior pero no el interior, limpiamos el aire pero polucionamos nuestras almas. Tenemos mayores ingresos, pero menos moral, hemos aumentado la cantidad, pero no la calidad. Estos son tiempos de personas más altas con caracteres más débiles, con más libertad pero menos alegría, con más comida pero menos nutrición. Son días en los que llegan dos sueldos a casa, pero aumentan los divorcios, son tiempos de casas más lindas pero hogares rotos. Un tiempo con demasiado en la vidriera y poco de puertas adentro. Y es un tiempo en que la tecnología puede hacerte llegar este mensaje y al mismo tiempo tu puedes decidir marcar la diferencia o apretar "eliminar". No guardes nada para una ocasión especial, cada día que vives es una ocasión especial, por eso... lee más y limpia menos. Siéntate en la terraza y admira la vista sin fijarte en las malas hierbas.
Pasa más tiempo con tu familia y amigos y menos tiempo trabajando, la vida es una sucesión de experiencias para disfrutar, no para sobrevivir.
No guardes tu mejor perfume para una "ocasión especial", úsalo cada vez que te den ganas de hacerlo.
Las frases "algún día", "uno de estos días", bórralas de tu vocabulario.
Si supiéramos el tiempo de vida que nos queda, seguramente desearíamos estar con nuestros seres queridos, iríamos a comer nuestra comida preferida, visitaríamos los sitios que amamos...
Son pequeñas cosas las que nos harían enojar si supiéramos que nuestras horas están limitadas...
Enojados porque dejamos de ver a nuestros mejores amigos, enojados porque no escribimos aquellas cartas que pensábamos escribir "uno de estos días". Enojados y tristes porque no dijimos a nuestros padres, hermanos, hijos, sobrinos, amigos, cuánto los queremos.
Por eso... no intenten retardar o detener o guardar nada que agregaría risa y alegría a tu vida; cada día, hora, minuto, cada semana es especial...
Piensa que "uno de estos días" puede estar muy lejano o no llegar nunca.

Texto de autor anónimo

domingo, 17 de agosto de 2008

La empatía, ese condimento indispensable

Para comenzar citaré lo siguiente:
"Se ha entrado en una nueva era y que se ha dejado atrás la denominada
sociedad de la información de la década de los setenta, para egresar a
la sociedad del conocimiento; en la cual existe abundancia de
información que obliga a los sujetos a establecer estrategias para que
esa información se convierta en conocimiento enriquecedor, de manera
tal que las personas desarrollen al máximo sus capacidades" (Cisneros,
García y Lozano, 2004).

Si nos atenemos a lo antes citado y agregamos que para entrar a esa
sociedad que exige de los sujetos "un conocimiento enriquecedor" que
desarrolle al máximo sus capacidades es necesario no perder de vista
que todo conocimiento para ser enriquecedor debe ser comunicado y, por
ende compartido, nuestra experiencia del curso Internet y lectura así
lo hizo. En lo personal puedo afirmar que si bien en un primer momento
la información que en ella recibimos parecía atiborrarnos con el paso
del curso fui desarrollando las estrategias más válidas para que,
convenientemente seleccionadas se transformasen en conocimientos
valiosos pero ello no hubiese sido posible si se hubiera desarrollado
en solitario. Estuvieron allí los tutores pero más que ellos con su
rol principal de guía y asesoramiento estuvieron los compañeros de
ruta con los que se fue formando un verdadero grupo de ambiente
colaborativo. Lo que uno no lo sabía o no alcanzaba a comprender allí
había alguien que alcanzaba su visión, su entendimiento y por qué no
sus ganas cuando alguien parecía aflojar.
Fue enriquecimiento verdadero porque no hay conocimiento en solitario
y allí hubo mucho de compañia, mucho de solidaridad y buena
disposición, nada cayó en saco roto, la prueba es que finalizado el
curso aún seguimos aquí y con muchas ganas de continuar... Podría
decirse que además de enriquecer nuestros conocimientos en este curso
se generó empatía pura

La empatía no es otra cosa que “la habilidad para estar conscientes
de, reconocer, comprender y apreciar los sentimientos de los demás".
En otras palabras, el ser empáticos es el ser capaces de “leer”
emocionalmente a las personas.

La empatía viene a ser algo así como nuestra conciencia social, pues a
través de ella se pueden apreciar los sentimientos y necesidades de
los demás, dando pie a la calidez emocional, el compromiso, el afecto
y la sensibilidad.

Esa es la palabra que buscaba para sintetizar este trabajo sobre la
experiencia vivida en "Internet y lectura", compromiso, compromiso con
otros y conmigo para generar espacios de enriquecimiento que perduren
más allá de la generación del conocimiento en sí mismo que es lo que
valida a éste y lo hace predurable, enriquecimiento que se vuelque,
que genere espacios creadores de oportunidades para todos...

miércoles, 6 de agosto de 2008

Internet y Lectura: un curso para no olvidar.


Como mis compañeras han hecho una elocuente aclaración de este curso que tuvimos la suerte de compartir yo quiero dar algunos detalles que quizá, a la luz de la observación y del estudio en sí, parezcan meras metáforas pero:
Un curso que convoca a la lectura suele dinamizar motivaciones íntimas que nos relacionan con textos y con nosotros mismos por eso, y por la importancia que tiene la lectura en la vida de cada uno, es lindo pensar el curso desde todos lados.
Cuando la convocación cayó bajo la lupa de mis ojos, porque uso lupas no lentes, no dudé en indagar cómo me inscribía. Hace cuatro años realicé algo similar y la experiencia fue inolvidable. Si bien el curso anterior ameritaba tesina y exámenes presenciales, lo que más recordaba eran sin duda: las experiencias de lectura y el medio por el cual nos comunicábamos, o sea, la mágica Red.
Si uno piensa en inscribirse en un curso que hable de Internet y la lectura, obviamente las dos cosas le parecen maravillosas o quizá, puede ser: una, le parece formidable y la otra, le parece que no sirve a la primera. O también podría ser que la segunda, le parezca el único medio de lectura...en fin, conjeturas apartes, allí estábamos leyendo y contestando en el foro sobre nuestras experiencias de lectura para comenzar.
Cuando uno cuenta sobre las experiencias de lectura: entra en un diálogo íntimo que revela todo un contenido que se lleva adentro y que pocas veces, o nunca, nos atrevemos a sacar por falta de oportunidades o porque nunca nos hemos investigado. Pero lo cierto es que es tan grato recordar lecturas, y todavía más grato es descubrir del otro lado de otra pantalla: otras personas que leyeron las mismas cosas, otras personas que sensibles como nosotros se enternecieron con los mismos textos. Entonces la lectura deja de ser ese acto íntimo y solitario para convertirse en un acto compartido y también, solidario.
Pero no sólo teníamos que recordar las lecturas previas, teníamos que enfrentar nuevas y de paso, aprender a usar Internet con mayor precisión, aprender cuánto nos falta todavía para que esta herramienta sea nuestra ventana continua a la lectura, desestructurar conceptos y avanzar, con la tecnología, siempre buscando nuevas lecturas.
Y fueron cuadros y fueron fotos, fueron páginas Web y blog y más...leímos, leímos y de prontos nos sentíamos desbordadas: es que todos queríamos contar lo que nos pasaba con las lecturas. Los foros eran desbordantes y los tutores, entusiasmados con el entusiasmo, nos daban más material de lectura.
De pronto era la voz increíble de Galeano, de pronto era una página de literatura para niños y sus links, de pronto estábamo evaluando una página, de pronto saltábamos a formularnos preguntas para ver qué proyectos haríamos en torno al uso de las TIC y la lectura.
Navegamos los mares de la fantasía y también, del conocimiento: cómo no nos íbamos a sentir hermanados y algo tristes al separarnos?. Cómo no sentir un poco de pena por no leer los mensajes de la compañera que nos ayudaba en la tarea o de la otra que compartía mis pensamientos describiendo un cuadro? Pero por sobre todo: como querer separarnos si un poquito de nosotros iba quedando enredado en palabras?
Es que cuando se convoca a la lectura...algo sucede. Y la Red puede formar este tipo de vínculos: comunidades en tiempo real y espacios....lejanos o no tanto. Entonces si convocamos la lectura e Internet en un sólo curso, y si los docentes tutores son tan entusiastas como los que nos inscribimos surgen amistades entrañables aún sin vernos la cara. Surgen recuerdos de palabras escritas, lecciones compartidas en el mismo tono de sensibilidad, surgen millones de mensajes de compañeros que tal vez, nunca veremos pero es como si sí...
A mí me gusta hacer cursos por este medio pues no tengo posibilidad de viajar mucho, pero cuando un curso convoca a la energía interior e íntima que mueve la lectura: suelen quedar muchas cosas para recordar y muchas otras para retornar a algún punto de encuentro.
Les dejo una imagen de alguien que lee hasta en el agua: así me sentía a veces, leyendo hasta donde no debía para no perderme el foro o las exposiciones que nos daban los " profes".

Crecer con otros

Compartiendo actividades educativas en ambientes virtuales.

Este grupo fue creado a partir de los intereses de un grupo de participantes de la primera edición del curso Internet y Lectura, organizado por el Ministerio de Educación y Cultura.
Desde un principio resultó manifiesto el interés y la calidez de sus integrantes, que, superando inconvenientes de distancia, tiempos, actividades, se involucraron tan activamente en este tema, que fue imposible pensar en dejar que se perdiera entre los recuerdos de aquellos que tuvimos la fortuna de ser partícipes.
Inés

Una cita interesante, desde nuestro accionar docente, nos hace valorar esta página intentando reflexionar con un enfoque de colaboración para crecer entre todos.

http://tecnologiaedu.us.es/cursobscw/apartados/apartado10.htm

En líneas generales el aprendizaje colaborativo es una metodología de enseñanza donde se pueden desarrollar destrezas cooperativas para aprender y solucionar problemas de diversa índole. Marcando diferencias del trabajo en grupo, sabemos que hay una interdependencia de los miembros. Se necesita la responsabilidad de cada integrante del grupo para obtener logros exitosos, siendo la participación activa, a diferencia del aprendizaje tradicional.

Consideramos desde nuestro ámbito educativo que es fundamental:
Respeto por los aportes individuales y
que todos tengan las mismas oportunidades.

Las actividades se pueden desarrollar tanto en forma individual como grupal, no perdiendo el sentido de las necesidades propuestas por el grupo al desarrollar el trabajo individual ya que el compromiso de los integrantes es cada vez más intenso. También se destaca la interdependencia de los mismos ya que cada participante se comunica, se relaciona y comparte sus pericias, sus conocimientos y sus logros en pos del objetivo fijado.
Lo que se destaca del trabajo colaborativo, no es la sumatoria de las intervenciones individuales, sino el significado en el trabajo, la interacción conjunta para alcanzar los objetivos previstos.
Citamos la siguiente bibliografía con el fin de hacer partícipes a otros docentes de este rico aporte y su potencialización en otros logros profesionales.

http://tecnologiaedu.us.es/cursobscw/apartados/apartado12.htm

Invitamos a visitar el esquema referente al tema, con su respectiva fuente, extraído de un enlace de Prendes (2001):

http://tecnologiaedu.us.es/cursobscw/apartados/caracteristicas.htm
y las posibilidades y o aportes del trabajo colaborativo con los alumnos.
http://tecnologiaedu.us.es/cursobscw/apartados/apartado11.htm


En el trabajo colaborativo reina “LA DIVERSIDAD”, considerando una apuesta para el docente de estos tiempos donde el compromiso y la necesidad de crecer es fundamental para hacer cambios educativos.
Cabe reflexionar a Morin Edgar

“La cabeza bien puesta.” Repensar la reforma. Reformar el pensamiento- Buenos Aires –Nueva Visión 2002-

“Cada individuo debe ser plenamente consciente de que su propia vida es una aventura, incluso cuando cree que está encerrada en una seguridad; todo destino humano implica incertidumbre irreductible, inclusive la certeza absoluta, la de la muerte, ya que ignoramos su fecha. Cada uno debe ser plenamente consciente de su participación en la aventura de la humanidad que ahora tiene una rapidez acelerada, lanzada hacia lo desconocido.”

Como docente implica una apuesta comprometida de apoyar y guiar.
Dice además Edgar Morin “que toda nuestra enseñanza tiende al programa, en tanto que la vida nos solicita la estrategia y si es posible, la serenidad y el arte. Es, por supuesto, una inversión de concepción que habría que producir para prepararse para los tiempos de incertidumbre.”

Nos queda buscar ricas estrategias y estar atentos. Continuando con el autor ”la estrategia busca sin cesar juntar información de las informaciones recogidas y de las casualidades con las que se encuentra en el camino.”

Por supuesto, en cada estrategia está la conciencia de la incertidumbre como dice el autor que va a enfrentar, y eso implica una apuesta.
Apuntamos a un pensamiento complejo-con saber científico, explicativo, comprensivo y abierto. Retroalimentación, permanente feedback, regular y autorregular los proceso educativos, generando nuevos productos y reproduciendo nuevos tiempos.

Como docentes hoy, no debemos permitirnos un gran margen de equivocaciones para no acrecentar las incertidumbres existentes en los demás y así caer en graves errores, perjudicando a los otros. Por tal motivo implica estar conciente y comprometido de hacer una buena planificación, considerando una buena propuesta bien definida, abierta y flexible y con la precaución de trabajar entre pares para apoyarnos y sentirnos seguros.

Tomando lo antes mencionado y en el marco del curso “Internet y Lectura”, del MEC, año 2008, en el cual tuvimos y tenemos la posibilidad de aplicar estas ideas es que compartimos nuestra experiencia proyectada hacia la institución donde trabajamos.
En el presente curso, los participantes, todos de Uruguay, pero de diferente área geográfica; de distintos ámbitos de trabajo; con variado conocimiento informático y con todas las necesidades e inquietudes “incertidumbres” que se plantea un individuo al comenzar una nueva actividad.

Esta “diversidad”, que en principio se puede ver como un “obstáculo” al transcurrir el tiempo se fue dando en un factor positivo de enriquecimiento.
El intercambio se dio a través de correos, chat, foros, tareas desarrolladas en forma individual y grupal. Al finalizar el curso se sintió la necesidad de continuar con el “vínculo virtual” que se había establecido. Es así que se conforma un grupo en Google y además se abre el “espacio físico” a través de un blog.
El fluir de los comentarios nos permitió incorporar los conocimientos de los compañeros, ampliar los que poseemos. Por ej: en las actividades del blog, cada uno con sus registros fue reflexionando sobre pinturas, música con puntos de vista que muchas veces no se nos hubieran planteado. A Beatriz se le ocurrió que podía ser una comparación entre pinturas y fotografías; a Ana, que el cuadro de Monet se podía tomar como motivación para el día de la madre; a María Rosa, la belleza del arte, en el patín y la sensación que produce esta actividad en equipo en los espectadores y Omar en esta misma imagen, muestra la cooperación, destacando el sentido del equilibrio entre ambos patinadores establecido por la tensión de los brazos. Algo parecido sucedió con “Escuchando”, enlace al tema “Tiburón” el cual despertó sensaciones personales.
Así se fue desarrollando el curso, cada uno fue afinando la idea primaria que tenía y acomodándola a su necesidad específica. En nuestro caso el foco se centró en los docentes y los procesos de cambios que se suscitan en estos momentos en nuestra sociedad.
Irma y Mary

Puerta

Puerta
Enrique Medina