Loading...

viernes, 21 de enero de 2011

El más allá de Clint Easwood

Como ya lo sabemos, muchas películas- originalmente en idioma inglés-, llevan como título traducciones o adaptaciones. Esta última de Clint Eastwood no es una excepción. En inglés lleva el nombre de “Hereafter”, pero probablemente con la idea de hacerla más taquillera o guiar al espectador en la temática que se aborda, en español, lleva el nombre de “Más allá de la vida”. De la misma manera podría haber llevado el título de “Más allá de la muerte” porque de eso se trata.
El argumento se relaciona con tres personas que por distintas circunstancias han enfrentado situaciones límites de diferentes maneras: un obrero estadounidense con poderes psíquicos para recibir mensajes del mundo de los muertos, el tan controvertido “Más allá”; una periodista francesa que experimentó una “casi muerte” en un tsunami; y un niño londinense que perdió a su hermano en un accidente y que quiere volver a comunicarse con él. Es destacable que el obrero “carga” con su poder como con una maldición, no como un don.

La sutileza de Clint Eastwood se manifiesta en la forma en que lleva la narración de esta delicada trama sin caer en extravagancias. Manos menos expertas podrían haber arruinado un argumento de esta naturaleza. Pese a las críticas negativas que he leído en los periódicos, me atrevo a afirmar que la película se puede ver con interés y además permite seguir pensando en esta pregunta clave:
¿Qué hay más allá de la vida?
Cada uno de nosotros opinará o pensará de acuerdo a sus creencias o convicciones, por supuesto, sin embargo creo que es una interrogante que en algún momento de la vida nos la hemos hecho, sobre todo cuando nos hemos tenido que “desprender” de algún ser muy querido, al que nos hubiera gustado tener a nuestro lado por más tiempo.
Clint Eastwood no se planteó contestar la interrogante, tampoco sus protagonistas, por lo tanto, la respuesta queda en nebulosa.
La música es también de Clint Eastwood, y se constituye en otro estupendo acierto porque no se superpone a las imágenes y acompaña con maestría sin distraer al espectador. Por lo tanto:¡Hay que verla!



lunes, 17 de enero de 2011

Juegos educativos de biotecnología.

Los educadores hemos soñado siempre con enseñar jugando. Les paso un artículo de una revista científica que me resultó de lo más interesante.Utilizando células vivas se crean juegos electrónicos que permitirían al jugador observar los sensaciones de las mismas cuando estan jugando.
Investigadores de la Universidad de Stanford han conseguido desarrollar unos videojuegos en los que se combinan tecnología y biología. En estos juegos, bautizados como “videojuegos bióticos”, los jugadores deben controlar con sus mandos a paramecios, colonias de células o procesos moleculares, para conseguir que éstos metan goles, se coman bolitas o ganen carreras, al más puro estilo de los videojuegos clásicos. La intención de los científicos es que estos videojuegos bióticos sirvan para dar a conocer la biología invisible a niños y mayores, a través de la diversión. Por Yaiza Martínez.

Tendencia Tecnológicas, Revista Digital

domingo, 2 de enero de 2011

Empecemos el año contando novedades.

Muy Feliz Año Nuevo amigos seguidores.
Además de festejar y reír pensando que este año será el mejor, por qué no, anduve investigando noticias nuevitas y les quiero decir que pronto estará incorporado el gran explorador del cuerpo humano de la mano de Google.
Google body browser, se llama el programa de este buscador que explorará la geografía humana en 3D.
Si antes no podíamos ver nuestra casa ni nuestra ciudad, pero ahora lo hacemos con Google Earth, ahora podremos mirar como trabaja nuestro cuerpo con este nuevo programa.
No quiero decirles nada pero imaginen qué lindo será estudiar la anatomía. Y la fisiología y los órganos, nada comparado con la nueva tecnología.
Había prometido un tiempo de ocio pero no quise dejar para luego algo que ya no será noticia, como es esto que ya será pasado en unos días.
Les dejo el vídeo.

El peligro de una sola historia


¡Feliz Año Nuevo!
El año 2010 terminó en medio de balances, de búsqueda de hechos ocurridos, con renovadas intenciones de conseguir los sueños tan largamente acariciados. Pero también en medio de discusiones, de problemas y de enfrentamientos. Todo forma parte de nuestras historias, todo hace que seamos los que somos. Como me gusta escribir historias y me gusta leer historias, sé que podemos cometer el error de contar la misma historia cada vez aunque los personajes tengan otros nombres o nacionalidades. Encontré un eco muy interesante sobre ese pensamiento en la disertación de la escritora nigeriana Chimamanda Adichie.
En el video se nos alerta sobre el peligro que representa el conocimiento de una sola historia y el riesgo de caer en graves incomprensiones. Espero sus comentarios sobre el tema.

Puerta

Puerta
Enrique Medina