Loading...

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Realidad aumentada (cont.)


 Cuándo implementar realidad aumentada

Los expertos aconsejan el uso de la realidad aumentada en los proyectos e-learning donde la formación se oriente al uso del equipamiento o a entender  los elementos que son visibles al usuario. No serviría, por ejemplo, para enseñar Matemática Financiera o temas que como éste sean abstractos.  También se  debe considerar que sea seguro para el usuario y que no implique demasiados movimientos.
La docente y consultora Dolors Reig, recomienda que se implemente en proyectos e-learning o mobile learning, cuando la navegación en capas de progresiva profundidad sea necesaria. También en cuestiones necesitadas de multimedia, lenguaje afín en lo digital. Se está utilizando en la actualidad, no tanto como sustituta del papel u otros formatos para los contenidos, sino como complemento que los enriquece, los hace más interesante para el usuario y nos ayuda a distinguirnos de la competencia. Vivimos un momento en que el usuario ‘amateur’, no profesional, puede producir contenidos multimedia como nunca antes pero todavía (Google ya ofrece posibilidades gratuitas) no es habitual encontrar contenidos  no profesionales que incluyan realidad aumentada. Hay ciertas especialidades que requieren cierto entrenamiento de precisión manual en simulaciones, como la cirugía, la mecánica y otras. También sobre historia, existen experiencias interesantes.
Se aconseja implementarla con el fin de medir resultados y comprobar la experiencia de los estudiantes.  Los mejores casos para aplicar realidad aumentada son aquellos en los que existe la necesidad de una interacción del usuario con el entorno 3D, en el que existe una manipulación.
 En los casos en que sea necesario manipular el objeto real, éste puede ser creado virtualmente, de manera de poder verlos desde todos los ángulos y actuar con las herramientas sobre el sitio adecuado. Si se tratara de maquinarias por ejemplo se podría verificar si se la ha arreglado virtualmente.
Como puede verse las posibilidades y configuraciones son infinitas.
 Pero debe tenerse en cuenta, el objetivo formativo, el tipo de público, la plataforma que van a usar y los medios añadidos disponibles.
Las contribuciones a los procesos de formación son: innovación, realidades posibles, comprensión de las teorías  a partir de la experimentación en tiempo real y simulación de problemáticas. Hace la formación más atractiva, facilita la transmisión de información y permite que la curva de aprendizaje se acelere.

Les agrego un video con una experiencia real en aula 
Los expertos aconsejan el uso de la realidad aumentada en los proyectos e-learning donde la foria real en aula

Puerta

Puerta
Enrique Medina