Loading...

domingo, 18 de marzo de 2012

Estructuración de los contenidos en el entorno de aprendizaje virtual


Tres son las variables que hacen a la eficacia de un entorno de aprendizaje virtual: la estructuración  de los contenidos, por lo tanto del material, la cantidad y calidad de las actividades que se propongan y la eficacia con la cual se realice la actividad tutorial. Me detendré en el primero de ellos.
En nuestra clara distinción entre la red de información y la red de formación la primera consecuencia es la referida al diseño y estructuración del material.
La primera cuestión es que debe pensarse en una estructura que facilite al estudiante tanto  el seguimiento de la información como su comprensión. Para lograrlo es necesario apoyarse en todos los sistemas, tales como: audio, animaciones, imágenes estáticas y en movimiento, etc. que el entorno permita.
Algunos principios generales a tener en cuenta son:
*Cuanto menos, más: El material debe contener los elementos necesarios para esa acción educativa. No es conveniente para hacerlo más atractivo, que el material sea de lenta descarga o que nos lleve a elementos accesorios, impidiendo reconocer los esenciales. Debemos entenderlo desde el hecho de que más información no significa más aprendizaje ni comprensión de los contenidos.  Desde el punto de vista conceptual, es necesario dar prioridad a los núcleos semánticos más significativos, y dejando las informaciones adicionales para la ampliación y profundización.
*Lo técnico supeditado a lo didáctico: El material debe ser atractivo de manera que sea significativo al aprendiz,  equilibrando la incorporación de los  elementos. Éstos deben caracterizarse por la simplicidad  y significatividad.
*Legibilidad contra irritabilidad: La legibilidad está referida a la facilidad con que se percibe la información. Esto dependerá del tamaño de las letras, la distribución de los elementos en la pantalla, los colores utilizados, el tamaño de las páginas, etc. Pero además, es necesario que: *el estudiante pueda deducir con facilidad lo que debe hacer.  *pueda deducir lo que pasa en el entorno en función de las decisiones que adopta. *comprenda con facilidad qué se le solicita.
*Interactividad: La interactividad que se puede producir en el entorno virtual  puede ser de diferentes tipos: interactividad con los materiales, interacción del estudiante con el tutor, e interacción del estudiante con otros estudiantes. Y todas ellas tendremos que tenerlas previstas en el diseño de nuestro material.
*Hipertextualidad: A la hora de construir nuestro material, tendremos en consideración el realizar documentos que propicien el desplazamiento del lector por el mismo y la construcción significativa de un nuevo texto. Esta hipertextualidad no deberá de limitarse al texto, sino que deberá propiciar también la conexión e interacción de los diferentes elementos que utilicemos: texto, sonidos, imágenes, animaciones, vídeos,...
*Flexibilidad: Se puede poner de manifiesto por diferentes aspectos:
-Posibilidad de que el estudiante pueda organizar el desarrollo de la actividad formativa según sus propias necesidades.
-Posibilidad de elegir los canales de comunicación, tanto sea estos sincrónicos como asincrónicos.
-Enlaces a otros elementos de contenidos.
-Elección de los recursos formativos con los que desea interaccionar.

Los trabajos realizados hasta la fecha, nos llevan a señalar que la presencia de determinados elementos en el diseño de los materiales son de gran ayuda, para facilitar la comprensión de la información y el seguimiento del usuario por los contenidos presentados.

lunes, 12 de marzo de 2012

La importancia de las tutorías virtuales


Es fácil reconocer que es en el diálogo donde se encuentra reflejado el modo como opera el pensamiento reflexivo pues procede con preguntas, repreguntas y respuestas, entre otros procesos cognitivos.
En consecuencia, si comprendemos que los procesos formativos requieren construir el conocimiento. Esto demanda una cierta movilidad intelectual cuyas   operaciones no pueden provenir de otra instancia como no sea la que se instala en una relación dialógica.
De allí la importancia de disponer de mediaciones representadas por el Tutor del aula virtual.
Por otra parte, se debe considerar que la presencia de otro u otros es una condición necesaria en los procesos de apropiación del conocimiento ya que ayuda a ampliar la propia perspectiva.
Esta clase de construcción requiere de un dispositivo social, a través del cual se forman ciertos conocimientos que facilitan comprender y entender el mundo que nos rodea, sus fenómenos y hechos, sean éstos reales o posibles.
Por último, es en el diálogo donde el hombre se encuentra a sí mismo y a los demás, lo que le permitirá  contemplar la subjetividad tanto como la intersubjetividad, es decir, la plena realización de su ser “hombre”.
Tal vez por ello Platón utilizó este recurso dialógico, entendiendo que el encuentro con el otro es un camino de búsqueda de la sabiduría.
En el dialogo se procede en un tiempo que no es ahora, se reproduce el carácter social y comunitario del conocimiento y se hacen solidarios los esfuerzos individuales que buscan un fin común.
El Tutor del Aula Virtual, además de estar especializado en el tema del curso a su cargo, debe poseer capacidad para generar intercambios que faciliten la  apropiación de los conocimientos por parte del participante.
En efecto, no se trata tan solo de "animar" la tarea de los alumnos sino esencialmente de generar situaciones de aprendizaje orientadas al estilo y experiencia previos tanto como al contexto y la realidad local de los destinatarios. De allí que resulte muy importante reconocer el modo como podemos conceptualizar el aprendizaje a lo largo de toda la vida y su papel desde la perspectiva del desarrollo humano.
En este contexto de permanentes transformaciones el término educación ha sufrido cambios tales como:
*Educar ya no implica una etapa en la vida ni tampoco edades definidas.
* La educación debe ahora entenderse como un dispositivo procesual, autónomo y autorregulable, en donde la meta fundamental constituye aprender a aprender.
*Al entender que la educación supera la mera acumulación de información, el proceso de acceso y construcción de conocimiento recupera el sentido original de la praxis para confirmar su fin formativo.
*Al no encontrarse circunscripta a una edad ni a contenidos definidos ni a fines instruccionales, la educación debe ahora entenderse como una dimensión que acompaña el desarrollo de la existencia humana a lo largo de toda la vida.

En este contexto,  las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (NTICs) plantean la posibilidad de impulsar una reforma sustantiva, dinámica y escalable, mediante la cual sea factible promover actualización y capacitación al conjunto de personas que requieren formación profesional y laboral.

domingo, 4 de marzo de 2012

La importancia de la interacción en las comunidades virtuales


La Web presenta hoy poderosas herramientas de comunicación y aprendizaje que, usadas eficientemente, pueden migrar el concepto de objetos y entornos de aprendizaje a objetos y entornos de conocimiento. ¿Qué conceptos están en juego? ¿Cuáles son las técnicas a aplicar? ¿Cómo utilizar los recursos y situaciones de comunicación y aprendizaje para modelar la construcción de conocimiento? ¿Cómo construir y reflejarse en experiencias portables, en un tiempo donde todos los saberes están intrínsecamente relacionados y lo único permanente es el cambio?

Tal como afirma  el Dr Jesús Salinas en su estudio sobre las comunidades virtuales y el aprendizaje digital, en 1995 Hiltz, Teles y Turoff  proponían, como paradigma emergente para la educación de este siglo XXI, las redes de aprendizaje. El término es concebido como un entorno de comunicación mediada por ordenador en el que independientemente del lugar, se produce interacción asíncrona entre grupos de personas conectados a una red electrónica.

Las redes de aprendizaje permitirían, así, a cualquier persona, en cualquier lugar y en cualquier momento ser un alumno o un profesor, incrementando la relación entre la teoría y la práctica, entre la clase y el mundo real

En el ámbito educativo, esto representa un nuevo modelo de interacción entre profesores y alumnos al mismo tiempo que una nueva forma de comunicación educativa en la que se enfatiza el aprendizaje activo e interactivo, la investigación y la resolución de problemas.

Debemos tener presente que la existencia de dichas comunidades radica en las grandes posibilidades de socialización y de intercambio personal que proporcionan las redes. Por ello el concepto de comunidad virtual está íntimamente ligado a la existencia de internet, entendida no como una autopista sino como una comunidad, no como un camino que va hacia cualquier sitio, sino como un “lugar”. En este contexto, hablar de Comunidades Virtuales de Aprendizaje, requiere hacer referencia a tres aspectos básicos previos:

1.- Cómo se aprende en comunidad (que, obviamente, siempre se ha estado haciendo y ahora vuelve a recobrar importancia) y donde tendremos que prestar una especial atención a:
- La implicación del alumno en actividades del grupo y en la interacción entre todos los actores del proceso de enseñanza-aprendizaje.
- El incremento de la autonomía y la responsabilidad del alumno respecto al propio proceso de aprendizaje

2.- Las oportunidades que para la creación y organización de comunidades de aprendizaje traen los avances en las TIC
- Nuevas formas de comunicación que surgen de las posibilidades de comunicación electrónica, nuevas formas de relación, etc…
- Aparición de entornos interactivos para la educación con enormes posibilidades comunicativas.
- Facilidades de la comunicación digital en cuanto a compartir espacios de intercambio, colaboración y comunicación.

3.- Las comunidades virtuales como comunidades de intercambio /cooperación mediante sistemas de comunicación mediada por ordenador
- Las comunidades de aprendizaje que utilizan TIC utilizan muchos elementos de organización y funcionamiento de las comunidades virtuales que han ido naciendo en internet.
- Las comunidades virtuales suponen nuevos espacios para la comunicación entre iguales con intereses comunes y objetivos de intercambio.
- Generan nuevas atmósferas de relaciones (desarrollan la socialización en la red, intercambio de ideas, experiencias, etc.. entre las personas y grupos).

Estas comunidades virtuales serán tanto más exitosas, cuanto más estén ligadas a tareas, objetivos o a perseguir intereses comunes juntos.

Los entornos electrónicos y las actividades grupales ofrecen un inmenso potencial como contexto para ello. La premisa para la comunidad virtual de aprendizaje es efectivamente la colaboración (creación compartida). El tema no es la comunicación o el trabajo en equipo, sino la creación de valor. Se trata, en todo caso, de procesos de aprendizaje colaborativo, de lograr un contexto que enfatiza las interacciones inter e intragrupo donde los miembros participan autónomamente en un proceso de aprendizaje, mientras resuelven un problema como grupo (Salinas, 2000).

Las comunidades de aprendizaje son esencialmente ‘comunidades de investigadores o indagadores’. Por lo tanto, los roles de ‘experto’ y ‘alumno’ se convierten en arbitrarios. Ambos son invitados al reino de la curiosidad conjunta. Como una definición inicial, las comunidades de aprendizaje valoran el proceso colectivo de descubrimiento y las personas dentro de ellas mismas valoran vivir con sus propios interrogantes.

Desde esta perspectiva, los cursos y actividades académicas desarrolladas en los campus virtuales y otros entornos digitales, requieren de nuevos enfoques más centrados en el alumno y apoyados en la interacción, para poder ser considerados comunidades virtuales de aprendizaje. Existe mayor probabilidad de lograr comunidades virtuales de aprendizaje cuando se dan una serie ingredientes críticos, como por ejemplo:
- Curiosidad, indagación…
- Compromiso
- Deseo de trabajar en colaboración
- Atención a la experimentación
- Superación de las fronteras
- Sentimiento de pertenencia

Para terminar, queda remarcar la importancia del sistema de intercomunicación: La interacción social, la participación, la colaboración y el intercambio mantienen la comunidad de aprendizaje. Las comunidades virtuales se mantienen por el compromiso continuado de compartir este viaje de exploración con otros.

Puerta

Puerta
Enrique Medina